12/11/2018 a las 04:00:22 PM | Regresar

Familiares de la víctima: “Génesis escondió el cuerpo de Stephenson en su casa”

Familiares de la víctima: “Génesis escondió el cuerpo de Stephenson en su casa”



La malvada enfermera de Los Haticos, Génesis Mancera, no solo estuvo implicada en el homicidio de su expareja Stephenson Ferrebús, sino que además ocultó el cadáver en su casa hasta altas horas de la noche para luego, junto con su nueva pareja, Edwin José Pérez, botar el cuerpo a orillas del Lago en el sector Gustavo Zingg



 Una prima de Stephenson, quien prefirió el anonimato,  dijo que la mujer fue esa noche a las 11:00 a la casa de la mamá del joven preguntando por él. 
 
 “¿No han visto a Stephenson?, lo estoy buscando porque me debe un dinero que necesito porque me voy pa’ Colombia”, le habría dicho Génesis a la familia del joven técnico a pesar que ella misma sabía que estaba el cadáver aún en su casa.



“Esperaron que durmieran los vecinos para botar el cuerpo”, dijo la prima. Un hermano de Génesis sabía lo que habían hecho pero fue amenazado por Edwin, según contaron fuentes del Cicpc. 
 



Stephenson ese día (24 de octubre)  por supuesto no llegó a su trabajo y en la noche tampoco había llegado a su casa pese a que se reportaba por mensajes en la tarde.



“Por aquí ni ha venido y es muy extraño porque él llega temprano” le dijeron sus familiares a Génesis. 




 

Según la familia de Stephenson, la enfermera había tenido una relación estable con el joven técnico en reparación de celulares. 



“Ella vivió con él un buen tiempo, y era una muchacha normal, pero después terminaron y ella entonces conoció a Edwin que era del mismo barrio donde vivían”, dijo. 



Pero, la nueva relación de Génesis no era  perfecta a pesar que le tuvo una hija a Edwin. Según fuentes del Cicpc, a este Edwin lo señalaron como un azote del barrio, lo acusaron de meterse en varias casas de familia para robar enseres y no era para nada apreciado por la comunidad. 



“La familia de Génesis no aprobaba la relación entre ellos y preferían a Stephenson, pero ella cambió mucho desde que  se metió a vivir con ese malandro”, reveló la prima de Stephenson.



La relación entre Génesis y Edwin comenzó a complicarse y en parte era por la situación económica. 



Según allegados de la familia, ella decidió otra vez buscar al joven Stephenson y el la ayudaba en sus necesidades que no solo eran económicas.



“A pesar que ella tenía a esa niña que no era hija de Stephenson, él la quería como si fuera de él, incluso a sus amigos les decía que era su hija”, dijo la prima que prefirió resguardar su identidad.



 Ella imagina que como Stephenson era un muchacho trabajador y se ganaba dinero como técnico en reparación de celulares, siempre le resolvía problemas desde el punto de vista económico. 



Pero, aquel 24 de octubre, Stephenson recibió un mensaje en su celular de parte de Génesis. “Puedes traerme agua y hielo que no tengo para hacer el alimento a la niña”, le habría dicho la enfermera, a lo que Stephenson accedió.



Al llegar a la casa de ella se encontró con la actual pareja de Génesis y se dio una discusión entre ellos. 



 Edwin lo atacó y lo mató a cuchilladas y ella actuó como cooperadora al limpiar la escena del crimen y ocultar el cadáver hasta que pudieran liberarlo sin ser vistos por los vecinos.



 Una vecina del barrio Gustavo Zingg fue quien vio el cuerpo del muchacho y al acercarse lo identificó. “¡Ese es el muchacho que siempre me compra en el kiosco!”, dijo sorprendida la mujer. 



Así fue como la familia se enteró que lo habían asesinado. Ahora les llegó un rumor que la mujer está en Bogotá. 



 Con su particular cabellera y ojos achinados, la enfermera estaría caminando por las calles de Bogotá mientras que el Cicpc la sigue buscando a ella y su marido por toda Maracaibo. 



“Si esto es cierto, queremos que el Cicpc proceda a solicitar que  los devuelvan a Venezuela para que paguen por lo que hicieron, esto no debe quedar impune”, agregó la prima hermana de Stephenson. 



 Hasta ahora, tanto Génesis como Edwin tienen órdenes de aprehensión y solo falta capturarlos para cerrar el caso cuyo móvil es crimen pasional. 






PANORAMA

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad