13/08/2018 a las 02:29:33 PM | Regresar

Erdogan se queja de que EE UU “apuñala por la espalda” a su aliada Turquía

Erdogan se queja de que EE UU “apuñala por la espalda” a su aliada Turquía



El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, denunció hoy que Estados Unidos está “apuñalando por la espalda” a Turquía con medidas económicas, pese a que ambos países luchan juntos en varios conflictos dentro de la OTAN.

 

“Por una parte, somos aliados estratégicos, por otra te disparan en los pies. Por una parte, cuando todos abandonaron Afganistán, nosotros seguimos, estamos en Somalia con la OTAN… Y luego tienes que afrontar que te apuñalen por la espalda”, se quejó Erdogan.


Criticó especialmente la duplicación de los aranceles sobre el acero y el aluminio turcos, anunciados en Twitter por el presidente estadounidense, Donald Trump, el viernes pasado y que entró en vigor este lunes.


“Existe una Organización Mundial del Comercio. No te puedes acostar por la noche y, cuando te levantes por la mañana, dices: `He puesto tales aranceles al acer`”, dijo el mandatario turco.

Negó también, como ya hizo ayer su yerno y ministro de Economía, Berat Albayrak, que Turquía tuviese intención de confiscar los depósitos en moneda extranjera o convertirlos por la fuerza en liras turcas para frenar la caída de la divisa nacional.


“Quienes dicen eso son una red de traidores. Los que lancen estas especulaciones lo pagarán“, amenazó el presidente.

Indicó, al igual que ayer, que la inaudita caída de la lira, que ha perdido un 27% de su valor desde inicios de mes y cotiza ahora a 7,8 unidades por euro, no se debía a motivos económicos, sino que era consecuencia de un “ataque”.

“Cualquiera puede ver que la evolución del cambio de divisas en las últimas semanas no tiene fundamentos económicos; es íntegramente un ataque contra nuestro país”, aseguró Erdogan durante un discurso ante embajadores en Ankara, transmitido por la cadena NTV.


Según los analistas, la caída de la divisa se debe a la pérdida de confianza de los inversores en una economía ya frágil, exacerbada por las tensiones diplomáticas con Estados Unidos, que ha anunciado sanciones para forzar la liberación del predicador estadounidense Andrew Brunson, que lleva dos años en prisión preventiva.

Pero Erdogan buscó otras causas y trazó una línea recta desde las protestas del verano de 2013, protagonizadas por jóvenes de la izquierda liberal urbana, a las acusaciones de corrupción lanzadas por la Fiscalía en diciembre del mismo año y el fallido golpe de Estado militar de julio de 2016.

“Al igual que en otros aspectos, Turquía está ahora bajo asedio en la economía. Está claro que los que empezaron con las protestas de Gezi (en verano de 2013) y continuaron con el 12-17 diciembre para dar luego el golpe traidor del 15 de julio seguirán un rato más”, señaló el presidente.



NOTICIAS 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad