09/08/2018 a las 08:42:53 AM | Regresar

Murió en el retén “El Monstruo de Santa Rosa”

Murió en el retén “El Monstruo de Santa Rosa”


Manuel Alejandro Espinoza Roa, apodado “El Monstruo de Santa Rosa”, murió. Su deceso se produjo hace dos semanas en el retén de Cabimas, donde fuentes policiales lo confirmaron ayer



En la COL, Espinoza Roa pagaba condena por el cuádruple homicidio que cometió en 2015.
Una fuente policial confirmó que el hombre, de  30 años,  falleció  el 19 de julio en ese centro de reclusión.  



Explicó que este recluso estuvo aislado y no en el área común donde están los otros reclusos,  aunque sí estuvo en compañía de otros presos. “La causa de muerte fue presuntamente  tuberculosis, sin embargo, el Cicpc  se encargó de las investigaciones posteriores, para certificarlo”, dijo una fuente policial. 



“El Monstruo de Santa Rosa” fue trasladado al retén de Cabimas el 10 de marzo de 2017 luego de permanecer varios meses en los calabozos del Cicpc en Maracaibo. El amanecer del lunes 7 de septiembre de ese año fue trágico en la barriada de Santa Rosa, al norte de Maracaibo. Fue doloroso para Maracaibo entera.



Durante la  madrugada de ese día, Espinoza Roa golpeó violó y asesinó a su mujer , Greily Ortega (25), a quien llamaba “La Greñúa”, y a tres de sus hijastros: Manuel José Hernández Ortega (6), Yusbely Hernández Ortega (7) y Miguel Efraín Ortega (9). 



—¡Mataron a la greñúa y a tres de sus cuatro hijos!, lamentaron, entre sí, los vecinos del callejón Ayacucho del barrio Santa Rosa de Agua, a las 11:00 de la mañana ese  lunes 7 de septiembre.  



El múltiple homicida  solo dejó con vida a la menor de los hijos de Greisy, una bebé de 7 meses que permaneció más de 8 horas junto a los 4 cadáveres. Él la presentó y la crió. El llanto de la pequeña alertó a los vecinos.



Para acabar con la familia, obró de forma despiadada. Colocó vallenato a todo volumen para que los gritos no se escucharan. La mayoría de los vecinos estaban acostados, eran las 12:00 am del domingo. Trancó la puerta de metal de su pequeña vivienda de bloques sin frisar y se encerró con los cuatros niños y su mujer en el cuarto.



A Greilys Ortega la estranguló con una sábana. Lo mismo hizo con los pequeños Miguel Efraín,   Yusbely Carolina y Manuel José.



Los niños, quienes además presentaron hematomas en la cara y en las piernitas, también habrían sido víctimas de abuso sexual. Los tres cuerpos de los pequeños quedaron en la cama; todos semidesnudos y la mamá quedó tendida en el suelo del cuarto, a un lado del colchón.



Greilys se enamoró de él  cuando tenía cuatro meses de embarazo y él decidió hacerse cargo de la pequeña. Se conocieron en una tasca del centro.



Por más de un año huyó. En octubre de 2016 fue capturado en el estado Bolívar. Allá se hacía llamar Fernando Pauli, pero, su ansia criminal lo llevó a matar de nuevo.  “El Monstruo de Santa Rosa”, cayó preso el 31 de octubre en un hotel de Guasipati.



Unos días antes había  asesinado a puñaladas, con una tijera, a la maestra jubilada Crisálida Josefina Contreras Espejo, de 82 años.







Panorama

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad