23/07/2018 a las 09:05:02 AM | Regresar

Pdvsa realiza fabricación de desaladores para incrementar producción petrolera

Pdvsa realiza fabricación de desaladores para incrementar producción petrolera



Bajo las naves de la empresa mixta metalmecánica Pdvsa Industrial-Vhicoa, cientos de hombres y mujeres comprometidos con el desarrollo del país, trabajan incesantemente día y noche para alcanzar la excelencia y apoyar el incremento de la producción petrolera en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, gracias a la fabricación, ciento por ciento venezolana, de equipos mayores de gran tonelaje que antes se importaban, indispensables para el mantenimiento de la principal industria energética.

 

 

Es por ello que Petróleos de Venezuela, S.A (Pdvsa) culminó recientemente con gran éxito el traslado terrestre desde Guayana hasta el estado Anzoátegui, de dos gigantescos desaladores de crudo construidos por talento venezolano en los talleres de PDVSA Industrial-Vhicoa, para culminar el denominado Centro de Facilidades para la Producción Temprana de Petromonagas, proyecto con un 65 por ciento de avance ubicado en el corazón de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez, en la división Carabobo, con participación de la empresa Schlumberger.

 

 

Vhicoa, socia de PDVSA Industrial fue la responsable de fabricar simultáneamente y en un lapso de 11 meses, dos enormes recipientes a presión idénticos de 159 toneladas de peso, 28 metros de longitud y 8 metros de alto y 5 metros de ancho, que ayudarán a incrementar en 52 mil barriles/día (MBD) adicionales la actual producción del Centro Operativo de Producción Petromonagas (Copem), estimada actualmente en 120 (MBD). La función principal de estos desaladores consiste en sustraer el agua y la sal al crudo pesado, proceso que revaloriza el precio del también llamado “oro negro”. La obra tiene un 65 por ciento de avance.

 

 

El Copem actualmente opera bajo la figura de empresa mixta donde Pdvsa comparte con la petrolera rusa Rosneft, operaciones y ganancias compartidas.

 

 

Con gran profesionalismo, mística de trabajo y estándares de calidad internacionales, los desaladores de crudo fueron certificados por inspectores pertenecientes a la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME) procedentes de Colombia, México y Brasil, quienes verificaron la excelencia de soldaduras, indispensables para la unión de láminas de acero de 22 milímetros de espesor, capaces de soportar presiones y temperaturas muy altas.

 

 

También Vhicoa entregó a Petromonagas otros equipos para el nuevo centro modular de procesamiento de crudo pesado en la Faja del Orinoco Hugo Chávez. Estos son: un separador trifásico de gas, agua y crudo, con las siguientes dimensiones: 70 toneladas de peso; 16 metros de longitud, 8 metros
de alto y 5 metros de ancho. El alcance de este impecable esfuerzo también incluyó otro separador de gas (pieza denominada KO DRUM) de menores dimensiones. Pesa 33 toneladas, tiene 13 metros de largo, 4 metros de ancho y 6 metros de altura.

 

 

En total, aproximadamente 50 trabajadores (por cada disciplina) intervinieron en la fabricación de los recipientes de cada equipo, estructuras, plataformas, aislamiento térmico, electricidad y montaje de tuberías e instrumentos. Se invirtieron alrededor de 55 mil 600 horas-labor en todo el proyecto.

 

 

Pdvsa está consciente de los nuevos retos que afronta en los tiempos actuales, donde gracias a un inédito bloqueo económico y financiero internacional en contra de la Nación, está impedida de acceder a repuestos y equipos especialmente diseñados para apuntalar los procesos de exploración, producción y refinación de crudos. Por ello se intensifican los esfuerzos por maximizar el desarrollo industrial con respuestas definitivas a nivel estructural que potencien lo “Hecho en Venezuela”.

 

 

Vhicoa, socia de Pdvsa, se ha convertido en una referencia metalmecánica de primer orden en América Latina. Y no es exageración alguna. Ubicada en el corazón industrial de Guayana, en el estado Bolívar, esta empresa de capital nacional cuenta con más de un millar de personas en su nómina, entre obreros calificados, técnicos e ingenieros de dilatada trayectoria, quienes trabajan en dos turnos hasta desde las 7 de la mañana hasta las 12 de la noche día tras día, en los talleres más modernos del país, donde son capaces de fabricar desde la pieza más pequeña hasta equipos de más de 200 toneladas de peso, con aleaciones de acero especiales para su uso en campos petroleros y refinerías. No en vano los trabajadores de Vhicoa suelen decir con orgullo que “en tiempos de crisis, el venezolano siempre se crece”.

 

 

Esta empresa social de la estatal petrolera, tiene 1 nave de pre producción, 5 naves de producción y otra donde opera el taller de productos terminados, donde someten a tratamiento para dar el acabo final a las piezas metalmecánicas, con una limpieza y pintura especial ayudados por la robótica.

 

 

Adicionalmente, cuenta con 200 mil metros cuadrados para almacenamiento de materias primas y 150 mil metros adicionales para almenaje de productos terminados, así como un patio de armado y un muelle estratégicamente ubicado a 5 kilómetros sobre el margen sur del río Orinoco.

 

 

“Me siento orgulloso de trabajar en PDVSA Industrial-Vhicoa, porque estamos haciendo Patria”, cuenta el inspector de Calidad Keny Maita, con más de 20 años de experiencia en la certificación de procesos metalmecánicos de calidad.

 

 

Por su parte, el ingeniero metalúrgico Hormedo Rodríguez, refiere que todos los procedimientos de calidad de PDVSA en la fabricación de equipos y piezas de gran formato en Vhicoa están reconocidos a escala mundial, porque se trabaja bajo normativas internacionales que garantizan la excelencia.

 

 

“Vhicoa está haciendo historia porque antes la mayoría de estos recipientes a presión se importaban”, comenta el ingeniero Hormedo Rodríguez.

 

 

El ingeniero jefe de este proyecto ejecutado con éxito para Petromonagas, Luis Cuenca, asegura que esta nueva experiencia permite que Vhicoa apoye directamente el incremento de crudo pesado y extrapesado, indispensable para el país en este momento, pero también asegura que antes estos recipientes a presión solamente se entregaban limpios, desnudos.

 

 

“Ahora –explica el ingeniero Luis Cuenca- paquetizamos el recipiente a presión, porque lo entregamos listo para ser conectado en la instalación petrolera, tras cumplir con rigurosidad otros procesos adicionales como la fabricación de plataformas con sus escaleras, aislamiento térmico, electricidad y montaje de tuberías e instrumentos”.

 

 

Inédito traslado terrestre

 

 

Concluida las fases de fabricación y paquetizado de estos equipos de gran formato, la logística de transporte cobró protagonismo para garantizar la entrega de estos equipos petroleros hacia su destino final, desde los talleres de VHICOA, en la zona industrial de ciudad Guayana (Matanzas) hasta el municipio Independencia del estado Anzoátegui, división Carabobo, donde la empresa mixta Petromonagas, conformada por PDVSA y su socia rusa Rosneft, trabaja sin descanso en una estrategia de producción temprana de crudo a partir de un sistema múltiple tipo “macollas” .

 

 

Con el valioso apoyo de Transportes Montejo, empresa internacional de izaje y traslado de carga pesada y extrapesada, se reforzaron puentes y se chequearon líneas de alta y media tensión, ancho de vía, árboles, semáforos, terreno inestable, entre otros aspectos claves de esta logística pocas veces vista, en 120 kilómetros de recorrido total, a fin de eliminar incidentes.

 

 

Igualmente, se diseñó y ejecutó un operativo especial de seguridad vial con el apoyo de la Guardia Nacional Bolivariana del estado Bolívar, para controlar el tránsito automotor a lo largo de toda la ruta. El traslado, a una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora, duró tres días.

 

 

Todos los equipos llegaron a su destino sin tropiezos, aún cuando la carga total transportada sólo para el caso de cada desalador de crudo, superó las 268 toneladas, por cuanto deben incluirse dos camiones de arrastre contrapesados que suman 60 toneladas en total y el carro modular transportador de los desaladores de crudo, tiene una carga de 58 toneladas de peso.

 

 

Con la fabricación de estos dos nuevos desaladores de crudo para apoyar el incremento en la producción en la Faja del Orinoco Hugo Chávez, se demuestra que la alianza estratégica entre PDVSA Industrial y VHICOA, fue exitosa. También se demuestra que Venezuela cuenta con un capital humano de gran experiencia, alto nivel de compromiso e ingenio, capaz de colocar a la industria petrolera nacional en escenarios altamente competitivos a escala mundial.

 

 

Recuadro especial

 

 

Proyecto Conversión Profunda Refinería Puerto La Cruz

 

 

La empresa mixta Pdvsa Industrial-Vhicoa también fue la responsable de fabricar en un lapso de 8 meses otros dos recipientes a presión totalmente equipados con los instrumentos, tuberías y sistemas autónomos de electricidad necesarios para su uso, hito histórico para la industria petrolera nacional.

 

 

70 trabajadores invirtieron 55 mil 600 horas-labor en la fabricación de estos recipientes a presión de 237 toneladas de peso cada uno.

 

 

 

La función de estas gigantescas estructuras será retirar el agua y la sal al crudo pesado de aproximadamente 16 grados API, mejor conocido como crudo Merey, “desaladores” que serán usados en la refinería Puerto La Cruz, una vez concluya el Proyecto Conversión Profunda, donde serán instalados en el desarrollo de la construcción de 25 nuevas plantas de procesos principales y auxiliares que permitirán la implantación de la tecnología venezolana orgullo de PdvsaIntevep, HDHPlus®, capaz de producir productos ultralimpios de altísimo valor comercial, a partir del procesamiento del crudo pesado y extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez.

 

 

Estos dos desaladores fueron llevados a la Refinería Puerto La Cruz, tras cubrirse una impresionante logística fluvial-marítima que duró 3 días, con una carga total superior a las 500 toneladas a bordo de la gabarra Paramaconi, travesía iniciada en el río Orinoco, muelle Alianza de Vhicoa, que cruzó el Delta para acceder a aguas del mar Caribe para arribar al muelle 7 de carga extrapesada en las instalaciones de Bolivariana de Puertos de Guanta, en Anzoátegui, construido también por Pdvsa con fondos del proyecto Conversión Profunda.

 

 

Igualmente, Vhicoa trabaja en la entrega de un centenar de módulos de tuberías (“pipe rack”) encargados por Conversión Profunda y en el suministro e instalación de estructuras metálicas para Sinovensa, en el Complejo Industrial petrolero y gasífero “José Antonio Anzoátegui”, ubicado entre Puerto Píritu y Barcelona, estado Anzoátegui y en la sede de Sinovensa en Morichal, Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez.

 

YVKE

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad