23/06/2018 a las 11:35:48 AM | Regresar

  Italia y Malta impiden ingreso a sus puertos de buques con inmigrantes

Italia y Malta impiden ingreso a sus puertos de buques con inmigrantes



Las autoridades italianas mantenían el sábado sus puertos cerrados a los barcos de rescate con pabellón extranjero dejando en el limbo a un buque con 230 migrantes fletado por la ONG alemana Lifeline que aguarda en altamar una solución

Malta, que también veda el ingreso del buque a sus puertos, indicó que envió suministros para avituallar al buque “Lifeline”.

“El ‘Lifeline’, un buque ilegal con 239 migrantes a bordo está en aguas maltesas”, indició el ministro de Interior, Matteo Salvini, (extrema derecha) este sábado en Facebook.

“Estos buques pueden olvidarse de llegar a Italia, quiero terminar con el negocio del tráfico y la mafia”, añadió.

Estas declaraciones intervienen la víspera de una minicumbre en Bruselas de la Unión Europea convocada para hallar soluciones a la acogida de migrantes y refugiados, un tema que divide al bloque.

Sólo tres semanas después de haber asumido el poder, el nuevo gobierno italiano ejecuta su promesa de campaña, frenar la llegada de migrantes, amenazando con confiscar los buques que los transportan o rechazándoles el ingreso a los puertos italianos.

La crisis migratoria provocó fricciones en Alemania, donde la canciller Angela Merkel enfrenta una rebelión de sus aliados de coalición por su política.

El sábado, en tres operaciones en las costas españolas más de 550 migrantes fueron rescatados, apenas unos días después de que el gobierno español aceptara recibir a los más de 600 migrantes que Italia y Malta rechazaron acoger.

Por su parte los guardacostas libios indicaron haber rescatado a más de 200 migrantes náufragos frente a sus costas que intentaban llegar a Europa en dos embarcaciones. Cinco fueron hallados muertos.

– Amenaza de incautar barcos –

El gobierno italiano amenazó el jueves con confiscar dos buques fletados por la ONG Mission Lifeline, el “Lifeline”, y la ONG Sea-Eye, el “Seefuchs”, y enviados a puertos italianos para investigación sobre el estatus legal de los barcos.

Italia acusa a la oenegé Lifeline de haber actuado en contravención del derecho internacional al aceptar embarcar a migrantes cuando estaban interviniendo los guardacostas libios.

El viernes Salvini dijo que Malta debería abrir sus puertos al “Lifeline” y que “claramente, el barco debería ser confiscado inmediatamente, y su tripulación arrestada”.

Pero el primer ministro maltés, Joseph Muscat, dijo que el “Lifeline” “quebrantó las reglas” ignorando las directivas italianas, y que debería dar media vuelta hacia su primer destino.

“A pesar de no ser responsables (por la situación) Malta acaba de entregar ayuda humanitaria” mientras que sus fuerzas armadas procedieron a la evacuación médica de un pasajero, dijo.

Entre tanto, el armador danés Maersk Line anunció el sábado que uno de sus barcos portacontenedores rescató 113 migrantes en las costas del sur de Italia y se encuentra ahora frente a puerto siciliano de Pozzallo esperando instrucciones de las autoridades.

– ‘A la espera de solución diplomática –

Este sábado el “Lifeline” estaba en el limbo. La ONG que lo fletó rechazó la acusaciones de las autoridades italianas en relación a los guardacostas libios explicando que era el buque mejor equipado para ayudar.

“Esperamos una solución diplomática, hay discusiones entre diferentes Estados” para permitir el acceso del “Lifeline” y de los náufragos rescatados, dijo a AFP Axel Steier, el representante en Alemania de la ONG, que se negó a dar más precisiones.

Tras el rechazo de Italia a recibir al “Aquarius” el tema de los migrantes volvió al centro de la agenda del bloque europeo.

El “Aquarius” hizo oídos sordos a la polémica con la intención de continuar con su trabajo.El sábado un fotógrafo de AFP a bordo del buque indicó que la tripulación estaba respondiendo a un llamado de auxilio proveniente de las aguas tunecinas.

– Tensión en la Unión Europea –

El domingo, en medio de la tensión que provocó la decisión italiana, varios mandatarios de los países de la UE se reunirán en Bruselas para analizar cómo ajustar el sistema de asilo del bloque, que está bajo extrema presión desde que estalló la crisis migratoria en 2015.

La canciller alemana, que enfrenta una rebelión en su gobierno que intenta tumbar la política de apertura con la que Berlín acogió a más de un millón de solicitantes de asilo, rebajó las expectativas de hallar una solución rápida.

“Sabemos que no habrá una solución el jueves y viernes entre los 28 miembros sobre el tema de la migración”, dijo en una visita al Líbano en referencia a la cumbre de jefes de Estado y de gobierno del próximo jueves y viernes en Bruselas. Deben alcanzarse acuerdos “bilaterales, trilaterales y multilaterales”.







NOTICIAS 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad