05/06/2018 a las 12:36:18 PM | Regresar

Historia de los Mundiales: Francia 1938, la antesala a la Segunda Guerra Mundial

Historia de los Mundiales: Francia 1938, la antesala a la Segunda Guerra Mundial



Francia fue el encargado de organizar el Mundial de 1938 pero con la sombra de la Segunda Guerra Mundial siempre presente. Debido al ambiente político y a la llegada del mayor conflicto bélico en la historia de la humanidad, algunas selecciones europeas no participaron. Como Austria, que se clasificó para disputar la fase final en Francia pero tomó la decisión de retirarse


Fue un campeonato del mundo en el que volvió a alzar el título Italia, que conquistaba por segunda vez consecutiva el trofeo Jules Rimet. El dictador Benito Mussolini, al igual que en Italia ’34 tuvo de nuevo su particular protagonismo para que su país volviera a salir vencedora.


Hubo partidos memorables, como el Brasil-Polonia, que es considerado uno de los mejores de la historia debido a el marcador 6-5. El Pichichi del torneo, Leónidas, marcó nada más y nada menjos que cuatro goles de Brasil. Fue un Mundial que cosechó un gran éxito y en donde pudo verse los estadios más modernos del momento. Unos meses más tarde, las balas silenciaron al fútbol y ya no se volvería a celebrar un campeonato del mundo hasta 1950. El deporte no pudo con la guerra.


La delantera

Hungría se plantó en la final del Mundial gracias a su tremenda pegada. 10 de los 11 goles que marcó el conjunto magiar durante el torneo los consiguieron Gyula Zsengeller y Gyorgy Sarosi, una pareja letal.

El personaje

Conocido familiarmente por Pepp o Peppino y por los tifosi italianos cariñosamente como El Balilla, Giuseppe Meazza fue la pieza clave para que Italia revalidara su condición de campeona del mundo en 1938.


El Pichichi

Leónidas, el inventor de la bicicleta se ganó a pulso los apodos de Diamante Negro y Hombre de Gomapor su extraordinaria habilidad en el regate. Marcó siete goles durante el torneo y pudieron ser más si su técnico no le hubiera dejado en el banquillo ante Italia en semifinales para reservarle en una hipotética final que Brasil nunca jugó.


La sorpresa

Junto a Italia, el equipo más potente del Mundial fue Hungría, compuesto en su mayoría por profesionales que alcanzaron la final después de arrollar a Suecia por 5-1, que no supo dar la talla en los momentos cruciales, especialmente en ataque. En la final, Hungría no supo frenar a una Italia muy superior y cayó derrotada 4-2.


La polémica

Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Costa Rica, El Salvador, México, Colombia y Guayana Holandesa se negaron a participar en el Mundial como medida de protesta al no cumplir la FIFA la alternancia de sedes entre los continentes y conceder el Mundial a Francia y no a Argentina a pesar de que un país europeo había organizado el torneo cuatro años antes.


La decepción

Francia. Una de las grandes decepciones del Mundial fue el pobre papel desempeñado por los anfitriones, que apenas opusieron resistencia en cuartos de final ante una Italia que sólo mantenía tres jugadores de la escuadra campeona cuatro años antes.


Las sedes

Los estadios donde se gritaron los goles fueron el Colombes (París), Parque de los Príncipes (París), Fort Carre (Antibes), Víctor Boucquey (Lille), Velódromo (Marsella), Le Meinau (Estrasburgo), Parque de Lescure (Burdeos), Chapou (Toulouse), Cavée Verte (Le Havre) y Velódromo Municipal (Reims).








NOTICIAS 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad