29/05/2018 a las 09:21:22 AM | Regresar

Descubre por qué debes utilizar tónico facial

Descubre por qué debes utilizar tónico facial



La limpieza es la base de cualquier tratamiento de belleza. Solo si tu piel está perfectamente limpia conseguirás que los sérums y cremas que te apliques después tengan el efecto que deseas. Y para que una limpieza sea eficaz tienes que hacerla bien y sin saltarte ningún paso

 





"Tan importante es que te desmaquilles con un jabón, una leche, un agua micelar o un aceite, como que después te apliques un tónico facial. Por la mañana y por la noche, en tu rutina de limpieza es fundamental llegar al segundo paso: el tónico", señaló la cosmetóloga Julia Morales.









¿Qué puede hacer el tónico por tu piel?



Ayuda a eliminar las impurezas que se hayan podido quedar después de limpiar tu rostro, así como los restos del desmaquillante. Además sirve para cerrar los poros, lograr que la piel luzca más radiante, y prepararla para los tratamientos posteriores.






Para que notes la diferencia entre usar tónico y no usarlo, es fundamental que encuentres el que mejor le va a tu piel, porque hay una gran variedad de productos, con objetivos diferentes: astringentes, calmantes, hidratantes, antioxidantes, para pieles secas, sensibles, mixtas, grasas…






El tónico refresca, hidrata, cierra los poros, equilibra la piel, y la prepara para que pueda recibir el tratamiento posterior.




Normaliza la piel que ha sido sometida a una limpieza, restableciendo el pH del cutis.




Aumenta el riego sanguíneo en la zona en la que lo hemos aplicado, debido al efecto tonificador sobre nuestra piel.




Revitaliza y rejuvenece los tejidos.




Gracias a su textura y aroma, beneficia la piel y los sentidos.





Para los hombres es el producto perfecto para sustituir al after save, tan dañino para la piel.








Para aplicarlo impregna un disco o algodón en la loción tonificante y pásalo suavemente por tu rostro sin arrastrar, mediante suaves toques o movimientos circulares. "También puedes aplicarlo con las manos, bien limpias, y con pequeños toques, ejerciendo presión con las palmas de las manos, sin frotar", añadió Morales.




El truco final: guárdalo en la nevera y aplícalo con la cabeza hacia abajo, con toques y pellizcos. Con esto conseguirás un tono rosado muy saludable como si tuvieras una piel de 20 años.



 






PANORAMA

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad