04/05/2018 a las 11:08:37 AM | Regresar

Cuidemos de nuestra salud, conociendo las enfermedades: La gastritis

Cuidemos de nuestra salud, conociendo las enfermedades: La gastritis



La sociedad actual tiene en su salud una de las mayores preocupaciones. La información que recibimos de la importancia que tiene la alimentación en nuestro bienestar, hace que incrementemos el cuidado de lo que ingerimos, más aún cuando comprobamos lo adulteradas que recibimos las comidas, los niveles de tóxicos que se utilizan en los cultivos, el terrible factor de la reciente entrada del plástico en la cadena alimentaria



Son tantos los factores que encontramos sobre la calidad de la alimentación que no tenemos muy claro en estos momentos si existe algo de lo que compramos para comer que esté limpio y sea realmente bueno para la salud de nuestro organismo.



Una mala alimentación, ya sea por la calidad de los productos o por la forma en las que los ingerimos, acarrea multitud de enfermedades y trastornos. Las que afectan con mayor frecuencia a la población mundial son las enfermedades gastrointestinales, que se encuentran, además, entre las primeras causas de muerte, pues dentro de estas enfermedades se incluyen el cáncer colorectal y el gástrico.



Posiblemente la enfermedad gastrointestinal más común sea la gastritis. Un mal de etiología multifactorial que puede originarse por diversas causas, y no solo por el tipo de alimentos ingeridos (picantes y salados, sobre todo).



Entre estos muchos motivos se encuentran las infecciones por bacterias, como Helicobacter pylori, Echerichacoli, Salmonella, pero también por un exceso en el consumo de antiinflamatorios no esteroidales, por una ingesta abusiva de alcohol, fumar, haber sufrido una intervención de cirugía mayor, lesiones traumáticas y por quemaduras.



Otras posibilidades de contraer gastritis son las infecciones graves, o la anemia perniciosa, así como las enfermedades auto inmunológicas y el reflujo biliar crónico.



Si los síntomas de inflamación de la mucosa que poseemos en el interior del estómago y las alteraciones en las secreciones de ácido clorhídrico se perpetúan en el tiempo, hablamos de una gastritis crónica.



Cómo tratar una gastritis crónica



La gastritis crónica se define por un infiltrado con linfocitos y / o células plasmáticas e incluso ambas al mismo tiempo. Esta infección se produce, al igual que una gastritis normal, como respuesta a la ingesta abusiva de algunos tipos de medicamentos, alimentos, bebidas alcohólicas, refrescos gaseosos o por el consumo de sustancias tóxicas, como productos de limpieza, veneno y algunos estupefacientes.



Sus síntomas más comunes suelen ser los dolores abdominales, que se verán reflejados en la parte superior, la disminución del apetito, fuertes náuseas, heces más oscuras de lo habitual e incluso vómitos ensangrentados o con una sustancia parecida a los granos de café.



Información adicional sobre la gastritis crónica



Cuando esto ocurra hay que acudir a un profesional para que nos recete el tratamiento más oportuno, aunque visitando la web especializada en el tratamiento para la gastritis crónica; gastritiscronicatratamiento.com, podemos acceder a estos conocimientos y recurrir a remedios casero para la gastritis crónica, que por regla general tienen la ventaja sobre la medicina tradicional en que no producen efectos secundarios.



Si quieres ampliar esta información, sobre un mal que podría considerarse como pandemia por la gran cantidad de personas que lo sufren. En la web que hemos referenciado en el párrafo anterior, encontrarás información sobre esta enfermedad con gran profusión de detalles y consejos para evitarla o tratarla, si ya ha aparecido, con efectividad. Por algo es considerada por los expertos como la revista digital de referencia sobre la gastritis crónica.



Como información adicional queremos añadir las diferencias que existen entre los síntomas habituales que podemos sufrir después de las comidas, sobre todo si estas han sido copiosas, que pueden ser dolores de estómago, acidez, reflujos e incluso nauseas. También debemos asegurarnos de saber diferenciarla de una úlcera que está perforando la pared estomacal.



Las gastritis pueden ser de dos tipos, que también hay que saber diferenciar; por un lado, la gastritis aguda, que es cuando sobrevienen de repente, y la crónica, que es aquella que evoluciona lentamente con el paso de los años.



Las gastritis agudas se deben fundamentalmente a la absorción de medicamentos, como la aspirina y los antiinflamatorios, que son los principales artífices de la inflamación de la mucosa, aunque también pueden ser provocadas por estrés y problemas psicosomáticos, además de los factores que ya enumeramos con anterioridad.



Como norma general, la gastritis crónica se trata con medicamentos específicos, vitamina B12 y un suplemento de hierro, con el objetivo de disminuir e incluso neutralizar los ácidos del estómago y propiciar la cicatrización de las úlceras.



Pero todos estos detalles y aún otros más específicos los tienes explicados en la página web que hemos referenciado en este artículo, https://gastritiscronicatratamiento.com/. Si quieres salir de dudas porque crees que puedes sufrir este mal o quieres profundizar en este tema, no lo dudes e infórmate con la información profesional que te ofrece esta página con un lenguaje cercano y entendible por todos.






PANORAMA


Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad