25/04/2018 a las 02:35:08 PM | Regresar

¡Entérate! ¿Cómo utilizar un lubricante íntimo?

¡Entérate! ¿Cómo utilizar un lubricante íntimo?



Los lubricantes y el sexo son la mezcla perfecta para disfrutar más y mejor de tu relación de pareja. La mayoría de parejas lo incluyen en la vida sexual.


Muchas mujeres lo utilizan por sequedad en la vagina, esto sustituye la lubricación natural ya que permiten sensaciones al momento de penetración.


Su función principal es lubricar y esto permite disminuir el roce durante la actividad sexual.


Es fácil de usar, aqui te dejamos paso a paso, cómo hay que usar un lubricante de forma correcta:


1.- Coloca una pequeña parte del gel en la mano o solamente en tus dedos.
2.- Esparce por toda la zona externa de la vagina permitiendo que se mezcle con tu propio lubricante natural.
3.- Puedes pedirle a tu pareja que te coloque el lubricante si lo desea.
4.- Hazte o permite que te hagan masajes en la zona genital con el lubricante. Esto generará una acción relajante y estimulante ideal para comenzar la relación sexual.
5.- Si vas a usarlo con juguetes sexuales, aplica un poco en el objeto y un poco en la zona donde lo disfrutarás.
6.- También, puedes untar un poco de lubricante en el condón y hacer más placentero el contacto con tu pareja.


Para qué se recomienda usar el lubricante

El principal motivo de la lubricación es que hace la penetración vaginal más placentera, disminuyendo el roce y la fricción.

También, se usa en los casos en los que el pene de la pareja es de gran tamaño o la vagina muy estrecha.


Asimismo, es un aliado indispensable para la penetración por detrás. Aunque el ano se pueda excitar y dilatar, no tiene función lubricante. Esto se debe a que no es una zona anatómicamente preparada para introducir nada.

Consejos útiles antes de usar un lubricante

Es importante tomar en cuenta los siguientes datos clave:

– Existen lubricantes que se enfrían o se calientan con la fricción. Por lo que son buenos para aumentar la diversión y “calentar motores”.

– Se debe guardar el lubricante en un lugar fresco, seguro y seco. Así como revisar la fecha de caducidad antes de utilizarlo.
– No olvides examinar los ingredientes de los lubricantes para prevenir la aparición de alergias o irritaciones.
– Nunca uses un lubricante que no sea compatible con el látex, si se usa condón de ese material.
– Los de mayor viscosidad son recomendables para sexo anal, juguetes sexuales y sexo bajo el agua.
– Los de baja viscosidad son apropiados para penetración vaginal o sexo oral.
– El recipiente siempre debe cerrarse bien después de usarlo, no exponerlo al sol o al calor excesivo, de lo contrario, se dañará.

Ya teniendo en cuenta como se le puede dar el uso adecuado a los lubricantes, lo podrás usar donde y como quieras.



Noticias 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad