16/04/2018 a las 11:59:27 AM | Regresar

A la espera de Acuña, Albies acapara reflectores en Atlanta

A la espera de Acuña, Albies acapara reflectores en Atlanta



Durante una de las épocas de mayor esplendor en la historia de la franquicia, los Atlanta Braves contaban con un pistón curazoleño con un bate vivo y spikes de platino. La fórmula resultó tan efectiva, que optaron por repetirla.

 

Más de dos décadas después de que Andrew Jones se convirtiera en toda una sensación, no solo en Atlanta, sino en Grandes Ligas, su compatriota Ozzie Albies ha optado por seguir sus pasos. A toda velocidad.



Con apenas 21 años recién cumplidos, Albies es la mejor historia que los Braves tienen que contar en este inicio de temporada. El dinámico segunda base ha presumido una madurez y talento muy por encima de los años, como lo hiciera Jones hace 22 años, cuando debutó con apenas 19 años y fue ancla de la dinastía de Atlanta.



El segunda base Albies inició la jornada del domingo como líder de la Liga Nacional en slugging (.703), segundo en hits (20), primero en bases totales (45) y segundo en home runs (6). Cuando se toma en cuenta que durante toda su trayectoria profesional no ha enfrentado a un pitcher más joven que él, esos números toman una nueva dimensión.



Se suponía que Albies no debía estar donde está. Descartado por muchos debido a su baja estatura (1.73 m), y comenzando a batear de ambos lados del plato apenas hace cinco años, cuando firmó su contrato como profesional con los Braves, Albies pasó volando por las sucursales de los Braves hasta ubicarse dentro de los tres prospectos de la organización hacia el final de 2016.




Pero Albies, quien ya tiene ocho robos en la actual temporada, parece tener solo una velocidad. Extra rápido. Su progreso ha sorprendido a todos en la organización y se ha ganado en un parpadeo el respeto de sus colegas, debido a las herramientas que ha desplegado en apenas 71 partidos en la Gran Carpa.



En Atlanta, se suponía que este año habría un novato del Caribe listo para convertirse en el futuro de la organización. Pero mientras todas las miradas se enfocaron en Ronald Acuña, Albies pasó volando por debajo del radar.



Ahora Acuña, el prospecto número uno del sistema de los Braves, tiene la complicada misión no solo de cumplir con las enormes expectativas que se han sembrado en él, sino de superar también lo hecho por Albies. Y la vara está bien alta.



Sin embargo, para los Braves parece ser uno de esos problemas que todo manager quisiera tener. Con un “veterano” como Freddie Freeman (28 años) firmado hasta 2021, y con el lanzamiento de Albies, Acuña y Dansby Swanson, Atlanta parece contar con las piezas para acelerar su reconstrucción y tener la base de un futuro brillante.



Un par de pitchers terminarían por resolver la ecuación. Irónico en un equipo que tuvo en la misma rotación a Greg Maddux, John Smoltz y Tom Glavine… Y a un joven curazoleño que hacía que las cosas pasaran.




AS.COM

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad