03/04/2018 a las 04:08:19 PM | Regresar

Para una merienda este martes te traemos la receta de los ricos “golfeados venezolanos”

Para una merienda este martes te traemos la receta de los ricos “golfeados venezolanos”



Una de sus historias de este delicioso platillo tradicional venezolano nos dice que “el “golfeao" o “golfeado” nació hace más de un siglo en la hacienda cafetera El Hoyo de las Tapias, que surtía de café a Caracas, y era muy tradicional en tiempos de Navidad


Y asi decía la rima costumbrista… “Al café le nace una semilla en forma de caracol y a ésta los campesinos la llamaban "golfeao". Deducen que alguien al ver este pastel danés le dijo a la señora María Duarte "deme eso que parece un golfiao"


“La forma y el olor de los golfeados atrajo a todos los que pasaban en bicicletas o simplemente caminado desde la estación del ferrocarril Petare – Santa Lucía”.


Una vez que desaparece la Panadería Central, la receta se fue esparciendo por las localidades de Sabana Grande, Palo Verde, el Junquito y Los Teques, Hoy en día este alimento se consigue en cualquier rincón de Venezuela y siendo una de las delicias preferidas por los Venezolanos.


Ingredientes

550 gr de harina de fuerza
200ml de leche
25gr de levadura fresca
50grs de azúcar blanco
50gr de margarina en estado liquido
2 huevos
150 gr de Panela o papelón ( en su defecto se puede utilizar azúcar moreno)
Queso blanco
1 botecito de semillas de anís
1 cucharadita de sal
Margarina para untar la masa
100 grs de azúcar moreno o papelón / panela para el melado


Preparación

En primer lugar haremos un preparado para que la levadura haga bien su trabajo, calentaremos la leche hasta que este tibia, es importante que no esté demasiado caliente ,ni que le falte temperatura para que pueda fermentar correctamente, incorporaremos la levadura fresca desmenuzada, 50grs de la harina y una cucharada de azúcar, con unas varillas lo agitamos bien y lo dejamos en un recipiente en el que tenga espacio para aumentar su volumen, lo cubrimos con film y ponemos bajo un plato hondo por si se desbordase recogerlo comodamente.


Cubrimos con un paño para que no le de la luz y lo dejamos en un sitio que no tenga corrientes de aire hasta que al menos doble su volumen. Mientras tanto si hemos conseguido la panela, rallamos la cantidad suficiente, aunque ya la venden rallada.


Han pasado 7 minutos y mirad como ha “crecido” el preparado
Ahora se puede hacer la masa bien a mano: precalentamos el horno a 50º y metemos dentro un recipiente con agua caliente.


En un bol grande ponemos los 500 grs de harina restantes , los 50 grs de azúcar y la cucharadita de sal, lo mezclamos todo bien y hacemos un hueco en el centro en el que añadiremos los dos huevos batidos, la margarina derretida y el preparado de levadura, amasamos bien y cuando estén bien mezclados los ingredientes, enharinamos una superficie y trabajamos la masa hasta que quede lisa y uniforme.


Metemos de nuevo la masa en el bol ,lo cubrimos con un paño, apagamos el horno y metemos dentro el bol tapado para que leve durante apróximadamente una hora que debe haber doblado su volumen.Una vez levada la masa ,enharimamos una superficie lisa y amasamos un poco para eliminar las burbujas de aire, enharinando un poco la masa si es necesario.


Extendemos la masa ,dándole la vuelta un par de veces hasta darle forma rectangular, espolvoreamos con harina si es necesario, pero la mínimo posible, una vez lo tengamos pincelamos la masa con margarina.


Extendemos la panela o el azúcar moreno por toda la masa, añadimos generosamente las semillas de anís , es lo que le da el sabor característico y no pueden escatimar.Por último extendemos el queso batido o el blanco elegido por toda la superficie y enrollamos a lo largo.


Troceamos el rollo en rodajas de 1″5cm y las colocamos sobre una hoja de papel de horno que habremos puesto en la bandeja de hornear.Las metemos en el horno apagado durante unos 15/ 20 minutos, mientras preparamos el melado con el que las pincelaremos.


En un recipiente ponemos 100grs de azúcar moreno semillas de anís y unas cucharadas de agua , llevamos al fuego sin dejar de remover hasta que espese un poco. Horneamos los golfeados a 180º unos 15/20 minutos dependiendo de cada horno, o hasta que observen que están dorados. Los sacamos, los pintamos con el melado y dejamos enfriar en una rejilla.







NOTICIAS 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad