23/03/2018 a las 03:14:13 PM | Regresar

¿Relaciones pre destinadas o pre determinadas?

¿Relaciones pre destinadas o pre determinadas?



“Si dos almas están destinadas a encontrarse, el universo siempre encontrará una manera de hacer la conexión, incluso cuando toda esperanza parece estar perdida. Ciertos vínculos no se pueden romper. Nos muestran quiénes éramos, quiénes somos y en quién podemos convertirnos. A través del espacio, a través del tiempo, entre caminos que no podemos predecir, la naturaleza siempre encontrará el camino”

 

                                                            - Savi Sharma



 



Creo firmemente en las almas gemelas, creo firmemente que algunas almas luchan hasta encontrarse, pero más allá del misticismo que se pueda esconder detrás de esto ¿Qué o quién hace que ellas se unan?



Existe una leyenda japonesa del hilo rojo del destino, que cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche a buscar entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra para conocerse, ayudarse de alguna forma y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo en el dedo meñique para que no se pierdan, y se encuentren.



Pero ¿Qué tanto de esto es cierto? ¿Cómo saber cuándo tienes ante ti una relación predestinada?



O quizás deberíamos decir ¿predeterminada?



Porque puede que nos encontremos con esta persona, aparénteme obvia, pero ¿qué sucede si las razones por las cuales las eliges, y decides permanecer con él o ella, no son del todo puras?



¿Y si sólo estamos queriendo que esta persona sea nuestro destino? Pero en el fondo esta elección esta predeterminada, por la forma en que fueron nuestros vínculos pasados, por la programación de nuestros miedos, de ese deseo un poco raro de honrar nuestros ancestros y no querer sobrepasarlos, de sencillamente quedarnos en ese lugar que nos puede resultar incómodo, y a veces hasta molesto, pero al menos conocido.



Son dos tipos de relaciones muy diferentes.



¿Cuándo estamos ante una elección realmente pura?



Creo que las relaciones predeterminadas vienen de la mente, todo el equipaje que traemos de antiguos vínculos lo desempaquetamos ante esta persona, entonces nos encontramos forzando sentimientos, acciones e incluso creencias que nunca fueron tuyas, solo para que parezca que funciona, cuando en el fondo, sigues teniendo esta duda, cuando en el fondo no sientes que es del todo real.



¿Las predestinadas? Ellas vienen del corazón. Se siente nuevo, es un amor que va más del lado de la construcción, y aunque puede ser difícil, porque careces de referencia alguna, lo haces funcionar, simplemente lo haces, porque muy adentro lo sabes.



Es imposible ser el mismo dentro de este tipo de relación, o después de ellas.



No sé si hay allí afuera una persona correcta destinada para ti, tal vez tengas que convertirte primero en tu propia alma gemela antes de encontrarla. Tal vez sean varias, tal vez te conseguirás con más de una en el camino, pero si encuentras a alguien, que te hace crecer, te hace florecer, y  se siente un amor nuevo, suave, ligero, puro, y aunque te vuelve un poco loca, no sientes la necesidad de cambiar a esa persona, ni cambiar tu, o quizás sí pero en un cambio que los lleva hacia adelante, sin comprometer tu propia persona o identidad. Y si puedes sentarte en silencio frente a ella, sin esperar que uno de los dos diga o haga algo, y te ves sonreír, es allí, es con esa persona donde deberías estar justo ahora.



O quizás sea como escribió Heidi Priebe:



"Las personas correctas son atemporales. Las personas adecuadas te hacen desear tirar los planes que originalmente tenías para ti y seguirlos en el futuro brumoso y desconocido sin mirar hacia atrás. Las personas correctas no te hacen preguntarte si quieres o no estar con ellos; simplemente sabes... que no importa lo que creías que querías antes, esto es mejor.



Todo está mejor desde que llegaron”.

 

 

 

 

PANORAMA

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad