10/03/2018 a las 02:11:59 PM | Regresar

¿Puedes hacerte tu propia web?: Sí, puedes

¿Puedes hacerte tu propia web?: Sí, puedes


Ya no debe quedar prácticamente nadie en el planeta que no sepa lo que es una página web, pero por si acaso alguien aún no lo sabe, una página web es una información en forma de texto, imágenes y sonido que suele estar visible a través de internet. 


De manera que si tienes un dispositivo conectado a internet, ya sea un smartphone, una tablet o un ordenador y este dispositivo tiene una aplicación llamada navegador, ya puedes ver todas las páginas webs del planeta. De hecho este artículo lo estás leyendo como parte del contenido de una página web.


 

Pasos para crear una página web



El paso más importante de todos es tener contenido, es decir, algo que mostrar. La página web más básica puede ser la que se concibe como el cartel de un anuncio: una imagen con algo de texto encima ofreciendo algún servicio, algún producto o algún evento. A este tipo de páginas, incluso con algo más de información, se le llama en inglés landing page (página de aterrizaje).



A partir de ahí, el diseño de una página puede alcanzar la complejidad de una aplicación completa. Si al principio, allá por 1991, solo se podían poner texto e imágenes, ahora se pueden diseñar incluso consolas para consultar bases de datos gigantescas. A su vez, se han creado herramientas que permiten diseñar complejas páginas web de una forma relativamente sencilla, por ejemplo Joomla, que incorpora plantillas prediseñadas y que permite que haciendo pequeñas modificaciones en una de estas plantillas tengamos resultados muy elaborados que hace años eran muy costosos de hacer.



Las primeras páginas webs se escribían línea a línea utilizando un pequeño paquete de instrucciones que permitían, por ejemplo, escribir caracteres especiales como las letras acentuadas, o poner negritas y cursivas, o asignarle a un texto un enlace a otra página web. Con herramientas como joomla ya no hay que teclear las instrucciones una a una, sino que se puede trabajar visualmente utilizando el ratón y seleccionando opciones de los cientos de desplegables que incluye.



Una vez que el diseño de la página web está terminado, se habrán generado un número considerable de archivos y carpetas. Todo eso hay que subirlo a internet para que automáticamente esté disponible para todo el mundo.



Todo esto que hemos explicado, utilizando las palabras técnicas correspondientes, sería como decir que al principio las páginas se escribían en HTML, que después se amplió el protocolo para permitir CSS y javascripts y que ahora gracias a CMS como Joomla se pueden incorporar plugins que permiten un mantenimiento y un control perfecto de la web. Una vez lista hay que subirla vía FTP al hosting contratado previamente a un proveedor de host que soporte Joomla.



¿Y qué más?



Lo que viene a continuación se denomina SEO, del inglés Search Engine Optimization (optimización del motor de búsqueda), o posicionamiento, en español. Lo explicamos a continuación.



Cuando se comenzaron a diseñar webs, eran tan escasas que sus direcciones cabían en unas pocas páginas de las revistas especializadas en informática. Pero su número creció exponencialmente y varias empresas se dedicaron a recopilarlas todas y ofrecerlas bajo herramientas de búsqueda. Una de estas empresas fue Google, y consiguió en pocos años ser la número uno en este servicio.



A día de hoy hay más de 1.800 millones de páginas webs disponibles en internet y una lucha feroz por salir en los primeros resultados en las búsquedas de Google. Para conseguirlo hay que cumplir una serie de requisitos que determina Google, como ser una página muy referenciada por otras, ser actualizada frecuentemente o tener contenido original (que no sea copia de otras páginas).



A la optimización de todos esos parámetros es a lo que se llama SEO y hay que ser un verdadero especialista en el funcionamiento de Google y de internet para conseguir que una página se posicione lo más alto posible en el menor tiempo posible y además que se mantenga en esa posición.



Por último, en el diseño web hay que tener en cuenta que una página debe ser visible en pantallas de muy distintos tamaños. Es lo que se denomina ser responsive.



En resumen, como en cualquier otro ámbito técnico, hay mucho que aprender para dominar este asunto, sin embargo, el uso de herramientas de alto nivel como Joomla consigue muy buenos resultados con relativamente poco esfuerzo.


Panorama

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad