27/02/2018 a las 11:45:40 AM | Regresar

29 años del Caracazo: El pueblo no olvida la represión más sangrienta de nuestra historia

29 años del Caracazo: El pueblo no olvida la represión más sangrienta de nuestra historia



Aquel 27 de febrero sonaron las dianas del 4 de febrero de 1992, como soldados nos sentíamos tan adoloridos, después de aquella tragedia”, estas fueron las palabras del comandante Hugo Chávez, al recordar los angustiosos días del Caracazo

 

El 27 de febrero de 1989, en la ciudad de Caracas se gestó lo que sería una de las masacres más impactantes de la historia venezolana,  aquel día el pueblo decidió tomar las calles de la capital para demostrar su rechazo al aumento del pasaje de transporte público, que sin pensarlo fue la chispa que disparó la revuelta popular.

A esto se le sumó la situación de acaparamiento y especulación con los productos de primera necesidad, principal causante del  desabastecimiento e inflación en el país. Por ello, luego de la reacción inicial contra los transportistas, la acción se amplió hacia los supermercados y pequeños abastos, en cuyos depósitos los venezolanos encontraron muchos de los productos que se encontraban en escasez, como leche, azúcar, café, harina, aceite, sardinas, entre otros.

Sin embargo, es importante señalar que entre líneas se observaba el descontento de un pueblo lastimado por una década de desaciertos financieros, al que además se sumó un programa de ajuste económico neoliberal, presentado por el entonces recién electo presidente de la República, Carlos Andrés Pérez.

“Venía calentándose la situación, una situación de caos moral y político, motivado a unas estructuras desgastadas,  un pueblo sin rumbo, sin gobiernos y representantes”, explicó el comandante Chávez en su programa Aló Presidente, número 269, al tratar sobre el tema.

Asimismo, narró lo que vivió esa fecha, “entré a Fuerte Tiuna y me tocó verlo en guerra. Fui a buscar gasolina con un compadre que era Coronel. Me senté en su oficina y veo en el televisor aquel desastre. Salgo al patio, los soldados corriendo y unos oficiales mandando formación y a buscar los fusiles. Y le digo: Mi Coronel, ¿qué van a hacer ustedes?. ¡Ay, Chávez!, yo no sé qué va a pasar aquí. Pero la orden que llegó es que todas las tropas salgan a la calle a parar al pueblo. ¿Pero cómo lo van a parar?. Con fusiles, con balas, incluso dijo: Que Dios nos acompañe, pero es la orden. Vi los soldados salir, los soldados logísticos que no son soldados entrenados. Esos son los que hacen la comida, los que atienden los vehículos. Hasta a los mecánicos los sacaron y les dieron un fusil, un casco y bastante munición. Lo que venía era un desastre, como así fue”.

 

 

 

YVKE

 

 

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad