14/02/2018 a las 09:22:02 AM | Regresar

Cómo modelar el cuerpo después del embarazo

Cómo modelar el cuerpo después del embarazo



Durante el embarazo nuestro cuerpo sufre innumerables modificaciones: aumentamos de peso, la piel se nos estira, retenemos mucho líquido, las hormonas están (y nos tienen) enloquecidas. Todo esto es absolutamente normal





El problema surge cuando el bebé ya nació. Es entonces cuando no nos encontramos en la imagen que nos devuelve el espejo, esto es realmente frustrante.



También es común querer ver qué tal nos queda la ropa de “antes de estar embarazada”, y la realidad es que, en la mayoría de los casos, no nos entra o nos sienta muy mal. Esto resulta chocante para muchas mamás.



Lamentablemente, los primeros meses hay que tener paciencia, esperar a que el organismo se acomode un poquito antes de empezar con la actividad física e ir a la esteticista.



Si bien no existe una fecha exacta en la que podemos comenzar los tratamientos, lo ideal es hacerlo a partir del sexto mes, que es cuando todo en casa se ha acomodado y hay tiempo para ocuparnos de nuestro cuerpo.



Tratamientos de belleza durante la lactancia



La lactancia materna es fundamental para el buen desarrollo y nutrición de nuestro hijo, pero además nos ayuda mucho en la reducción del peso extra que quedó del embarazo.



A la leche pasa todo lo que ingerimos, por eso es importante tener una buena alimentación y evitar ciertos medicamentos. Pero hay algunos tratamientos estéticos que se pueden realizar sin problemas, como son:



Ondas rusas



 Es ideal para tonificar la musculatura de brazos, piernas, glúteos y abdomen. Da excelentes resultados si se combina con actividad física adecuada.



Radiofrecuencia



Es un tratamiento no invasivo que estimula la producción de colágeno, devolviendo elasticidad a la piel. Es ideal para ayudar a recuperar la tonicidad del abdomen y piernas.



Algunos aparatos de radiofrecuencia, además de mejorar la flaccidez, fomentan un drenaje linfático, eliminando el edema de las piernas, lo que combate la celulitis.



Microdermoabrasión



Las manchas en la piel son frecuentes en el embarazo y, una vez que aparecen, no se van sin tratamiento. Si bien lo ideal es usar ácidos, no es posible emplearlos hasta pasado más tiempo debido a que la reacción de una mujer en post parto es impredecible.



El peeling que se realiza con cristales de diamante es una buena forma de comenzar, renueva la piel, elimina cicatrices, atenúa manchas y arrugas e incrementa la producción de colágeno consiguiendo una piel más lozana y rejuvenecida.



También es un tratamiento indispensable para las estrías que pueden haber quedado después del embarazo.



Presoterapia



Realiza un drenaje linfático eliminando el edema y toxinas, es el complemento indispensable de tratamientos lipolíticos y anticelulíticos.



Tratamientos de belleza para madres NO lactantes



Si ya no das el pecho a tu hijo puedes recurrir a tratamientos más específicos para modelar tu cuerpo y reducir centímetros como acabar con la celulitis que puede haber quedado en tus piernas.



Velashape III



Uno de los tratamientos de remodelación corporal más solicitado en la actualidad para adiposidad localizada y celulitis.



Emplea tecnología de luz infrarroja, radiofrecuencia, masaje de rodillos y vacum. Reduce entre 3 y 5 cm por sesión.



Ultracavitación



Mediante ondas de alta frecuencia crea microburbujas en las células adiposas para que implosionen y liberen los ácidos grasos al torrente sanguíneo, el cual es excretado por el sistema linfático, orina y heces.



Criolipólisis



Produce un enfriamiento intenso y controlado de las células grasas hasta conseguir su destrucción, pero sin generar lesiones en el tejido circundante.



Iontoforesis



Emplea corriente galvánica para alterar la permeabilidad de la membrana celular e incorporar sustancias lipolíticas al tejido consiguiendo la destrucción de los adipocitos y reducción de centímetros.



Es un tratamiento indicado tanto para adiposidad localizada como para celulitis.



Ultrasonido de alta potencia



Es un tratamiento que sirve tanto para reducir centímetros como para flacidez y estrías. Emite energía ultrasónica lo que causa la ruptura de los adipocitos, los que liberan su contenido al torrente sanguíneo. Se debe complementar con presoterapia o drenaje linfático manual.



Depilación definitiva



Si bien no es un tratamiento de modelación corporal, es muy necesario para mejorar nuestra apariencia. Muchas mujeres sufren un crecimiento exorbitante de sus vellos durante la gestación, aún las que se habían realizado una depilación definitiva previa al embarazo.



El ejercicio físico, dieta y buena hidratación, pilares fundamentales



Recuerda que ningún tratamiento estético es efectivo si no pones de tu parte. Es necesario que hagas ejercicio regularmente (lo ideal son caminatas con tu bebé en el coche, no corras si no lo has hecho antes), comas muy sano y te hidrates adecuadamente.



Una buena opción es consultar con una nutricionista para que te elabore un plan alimentario acorde a tu vida diaria, sobre todo si estás dando el pecho, ya que tus necesidades energéticas son diferentes a las de una mamá no lactante.



Lo mismo para la actividad física, las mamás que no dan el pecho pueden retomar el ejercicio con la intensidad que acostumbraban sin problemas, mientras que las que sí están lactando deben hacer una rutina mucho más suave para evitar una merma en la producción de leche y cuidar sus senos del alto impacto.



Cremas y más cremas



Nunca subestimes el poder de las cremas. Tu piel necesita estar bien hidratada para poder recuperar su fuerza y elasticidad, recuerda que ha pasado muchos meses estirada y le lleva otros tantos volver a su normalidad.



Ten la costumbre de aplicarte cremas dos veces al día, sobre todo en las zonas críticas como senos (cuidado si das de mamar, debes limpiar el pezón antes), abdomen, caderas y piernas. Realízate una exfoliación corporal semanal para eliminar células muertas y potenciar el accionar de los productos que te coloques.



Por último, es recomendable que te apliques productos específicos indicados por tu esteticista para complementar los tratamientos que te realices en gabinete, de este modo potencias los efectos y aceleras los resultados.



A no perder las esperanzas, verás cómo con el paso de los meses vas recuperando la silueta. El tiempo que te tome depende de cuánto hayas aumentado en el embarazo y cuanto puedes poner de tu parte.



No te guíes por las celebridades las fotos no muestran la realidad, ninguna mujer queda perfecta inmediatamente después de parir, siempre toma un tiempo conseguirlo.




Panorama

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad