14/02/2018 a las 08:59:16 AM | Regresar

Mira por qué el cabello rubio sigue marcando tendencia

Mira por qué el cabello rubio sigue marcando tendencia



 

El primer tinte surgió en 1867, en París, y se trataba de agua oxigenada de 10 volúmenes. A partir de este momento, el rubio se democratizó. Durante los años 30 del siglo XX, tanto en Alemania como en la antigua Unión Soviética y hasta en Estados Unidos, fue símbolo de superioridad, pureza y vigor







El estilista de la “Estética María Puche”, Isidro Linares, citó que en 1933 Hitler afirmó formalmente que los rubios eran una raza superior y Heinrich Himmler (encargado de la guardia personal de Hitler) calculó que, siguiendo su política de limpieza de la raza, en 120 años todos los alemanes podían llegar a tener el cabello de color dorado.






Pero al acabar la Segunda Guerra, en 1945, la visión cambió, debido a la irrupción en la pantalla grande de estrellas como Marilyn Monroe y Betty Grable, quienes impusieron la moda del peróxido a través de las comedias simplonas como “Los caballeros las prefieren rubias”, de Howard Hawks (1953), pues desde entonces las melenas doradas eran consideradas una invitación sexual. 









Hoy, el rubio sigue teniendo peso específico en el mundo entero. Para dar un ejemplo la periodista española, Leonor Hermoso cita en un artículo que Brasil, con 45% de población negra, sólo cuenta en sus programas televisivos con presentadores rubios. 






Lo cierto es que en Latinoamérica tener el cabello teñido de dorado tiene una connotación de moda y en cada nación tiene diferente denominación. En Colombia se les llama “monitas” y en Venezuela “catiras”. 




 



Según Linares, la tendencia de Venezuela al rubio tiene que ver mucho con la influencia norteamericana y de Hollywood. “Ese color lo han lucido las actrices más glamorosas, las sofisticadas modelos y las envidiadas parejas de los hombres más ricos e interesantes de Estados Unidos. Entonces, la gente lo sigue como molde o prototipo”.






A juicio del estilista Franklin Leal, de Flanklin Leal Style, otra de las razones que suelen afirmar las clientas que asisten a la peluquería es “que a los hombres les llama más la atención una melena dorada. Además, dicen que ese tono le otorga la posibilidad de destacar, de llamar la atención; es el color que más las hace brillar”.






Tratando de corroborar lo dicho por el especialista, tres marabinas coinciden con los peluqueros. María Elena Portillo (26 años, secretaria), lleva cuatro años aclarándose el cabello, cada vez más diáfano, pero sin llegar al platino. Ella sostiene que con esta tonalidad consigue que sus ojos se vean más claros.






Mientras, Martha Contreras (28 años, relacionista industrial) explica que eligió el tinte porque va perfectamente con su piel, “soy medio morena y si me lo pinto de castaño me podría ver más oscura y no me gusta”. Otras, como el caso de Carolina Acosta (26 años, estudiante de publicidad y relaciones públicas) refiere que son decisiones de su estilista. “Yo lo dejo todo en manos de él, mejor que nadie sabe lo que me conviene”, dice. 






Ventajas de lucir una melena rubia:






Según el especialista de belleza Franklin Leal, es que el dorado tiene una connotación jovial en la apariencia, es más coherente antropológicamente (las canas que aparecen con la edad, tienen tono claro, como el rubio) y suaviza los rasgos faciales.






Para la experta en coloración, Leo Mercado, lo primordial es saber lucir rubia. “Se necesita de una serie de pautas, de un estudio de la persona a teñir, el aspecto físico, la piel, el tipo de cabello, la vestimenta, todo en conjunto forma parte de ese color camaleónico”.






Mercado también señala que a su vez pueden haber inconvenientes, ya que se trata de un color “desabrido” que puede llegar a apagar las facciones, le quita personalidad a los rasgos físicos de la persona. “Por ejemplo, a la hora de vestir no les sientan bien los tonos verdes”. La asesora de imagen Yolanda Blanco en la revista “Magazine”, de “El Mundo” de España, recomienda que “una rubia ha de maquillarse o broncearse un poco para buscar más expresión”.






Sin embargo, Mercado plantea que las mujeres venezolanas deben entender que no todas pueden ser rubias, de hecho, siempre cometen el error de elegir el cenizo y lo más aconsejable es utilizar el rubio dorado, porque se adecúa más a la pieles del trópico. “Pero yo prefiero aplicar los tonos marrones y los rojos y hacer una mezcla. Va mejor con el tipo de fisonomía latinoamericana”, concluye Mercado.






En esta misma tónica el estilista del salón “José Leonardo”, José Leonardo Salazar, reconoce que a pesar de haber una tendencia a lo dorado a través de cualquier técnica, es una alternativa en todo el mundo de la peluquería. Para Salazar, el rubio si es de mayor demanda, pero no la mejor elección, “puede volverse en contra o dar una imagen aventajada. Se corre el riesgo, por eso apuesto más a los marrones”, finalizó.



Panorama

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad