05/02/2018 a las 09:39:01 AM | Regresar

A días del inicio de los Juegos, las Coreas avanzan unidas, no así la lucha antidopaje

A días del inicio de los Juegos, las Coreas avanzan unidas, no así la lucha antidopaje



"Somos uno": el eslogan exhibido en Seúl en la llegada de los deportistas norcoreanos fue acorde al lema de "Juegos Olímpicos de la Paz", como desea que lo sean Corea del Sur, a unos días de la ceremonia inaugural de los Juegos de Pyeonchang (9-25 febrero)


  Contrariamente a la calma que se respira a nivel diplomático entre las dos Coreas, al menos de cara a los focos, la lucha contra el dopaje vive momentos convulsos después de la anulación total por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) de las sanciones de por vida que pesaban sobre 28 deportistas rusos por dopaje.


  Varios deportistas norcoreanos llegaron sin problemas al Sur el jueves por la noche, después de meses de fuertes tensiones ligadas a la escalada nuclear de Pyongyang.


  Diez esquiadores y patinadores del Norte pisaron tierra en un aeropuerto próximo a la ciudad de Gangneung (noreste), que albergará las pruebas sobre hielo (patinaje, hockey...) de esta edición número 23 de los Juegos Olímpicos de Invierno.


  Será precisamente en Gangneung donde esos deportistas esquí de fondo (3), esquí alpino (3), patinaje de velocidad (2) y patinaje artístico (2)- se hospedarán durante la primera gran cita deportiva del año 2018.


  Los Juegos Olímpicos se abrirán el 9 de febrero en una región hasta ahora poco conocida de Corea del Sur. A medida que se aproximaba la fecha de inicio se produjo un acercamiento entre los dos Estados rivales que pocos aventuraban unos meses atrás.


Las tensiones entre los dos Estados de la Península alcanzaron su cenit en 2017, con las constantes amenazas implícitas de Pyongyang mediante sus ensayos nucleares, lo que incluye lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales con alcance para golpear territorio continental estadounidense.


  Corea del Norte llevó a cabo su ensayo nuclear más potente hasta la fecha con el telón de fondo de los insultos personales y amenazas apocalípticas entre el dirigente norcoreano Kim Jong-Un y el presidente de Estados Unidos Donald Trump.


  Durante meses, Pyongyang declinó o hizo oídos sordos a las invitaciones de Seúl a participar en los que se presentaban como "Los Juegos de la Paz", dejando pasar la fecha límite de inscripción de los deportistas.


  Después, con el año nuevo, Kim anunció contra todo pronóstico que aceptaba el envío de sus deportistas al sur, lo que desencadenó un intenso proceso diplomático.


  Pyongyang ha enviado a los Juegos una delegación compuesta por deportistas, animadoras, artistas y dirigentes deportivos y gubernamentales. Ambas partes convinieron que desfilarían bajo la bandera de la unificación en la ceremonia inaugural, y que formarían un solo equipo de hockey sobre hielo femenino.


  Un signo de distensión que no obstante no fue del agrado de todos.


  La oposición surcoreana acusó al gobierno de haber realizado demasiadas concesiones al Norte, y de haber privado del sueño olímpico a varios deportistas surcoreanos.


  Mientras, la prensa señala que el Norte celebrará el aniversario de la creación de su ejército regular con un imponente desfile militar la víspera de la inauguración de los Juegos.


  Una cosa es segura en todo caso: en menos de una semana, la bandera blanca decorada con la silueta azul de la península coreana ondeará en Pyeongchang.


  No se puede afirmar lo mismo de la bandera rusa, que estará ausente por primera vez en la historia, inmersa en un escándalo de dopaje sin precedentes, a pesar de que el TAS anulara el jueves las sanciones que pesaban contra 28 deportistas rusos.


  De esos 28 deportistas, solo 15, de los que dos son entrenadores, podrían participar en los Juegos, ya que el resto o está retirado, o no son elegibles, según indicó una fuente próxima al dosier.


  Esos 15 casos serán examinados por un panel del COI presidido por la francesa Valerie Fourneyron, según precisó Mark Adams, portavoz de la instancia olímpica. Eso será "antes de los Juegos", pero "ninguna fecha ha sido fijada", añadió.


  "La AMA comprende que esta decisión provocará consternación y frustración entre los deportistas", reaccionó la Agencia Mundial Antidopaje.


  "La ausencia de sanciones del TAS no significa que (los deportistas) pueden recibir una invitación del COI, porque ello es un privilegio reservado a los deportistas rusos limpios", declaró este domingo el presidente del COI, Thomas Bach.

 

 

 

 

 

 

PANORAMA

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad