05/02/2018 a las 09:09:00 AM | Regresar

Cómo atender clínicamente la enfermedad de vejiga hiperactiva

Cómo atender clínicamente la enfermedad de vejiga hiperactiva



Desde Ciudad de México, tuve el placer de entrevistar en exclusiva al Dr. Gustavo Garrido, connotado urólogo argentino, con quien profundizamos acerca de la patología “Vejiga Hiperactiva”.

¿Cómo se define la vejiga hiperactiva y cuántos estadios se reconocen en ésta enfermedad?
“La vejiga hiperactiva la podemos definir como la sensación de urgencia miccional, es decir deseos urgentes e imperiosos de ir al baño, de vaciar la vejiga, aunado a la frecuencia o las veces que uno va al baño, tanto de día como de noche. Esta es una patología muy prevalente, aproximadamente entre un 15% a un 20% de la población mundial la padece, tanto en hombres como en mujeres”.


¿Cuáles son las causas determinantes o predisponentes?
“Estas causas las debemos dividir entre hombres y mujeres, en general existen causas neurológicas, tanto para unos como para otros, también existen causas que tienen que ver con el envejecimiento. Así como vemos menos con el paso de los años, disminuimos nuestra fuerza muscular, por igual tanto hombres como mujeres, tenemos menos continencia o menos capacidad de aguantar la vejiga. Por ende, pueden ocurrir estos episodios de apuro miccional, los cuáles muchas veces pueden terminar con episodios de urgencia y de incontinencia miccional”.

¿Dentro del contexto clínico, cuáles serían las primeras observaciones que se hacen, existen algunas etapas identificables en primer lugar por el paciente y posteriormente, en el cuestionario evaluativo del especialista o médico tratante?
“Los primeros indicios, demuestran que el paciente tiene menos capacidad de aguantar o posponer el hecho de ir al baño a orinar, otro indicio lo refleja el hecho de levantarse de noche. Cuando somos jóvenes duramos de 8 a 10 horas durmiendo seguido, sin ir al baño, esto con el tiempo cambia; necesitando levantarnos al menos una vez para ir al baño”.

¿Cuáles causas desde el punto de vista nutricional o alimentario, pudiesen ser predisponentes para el desenlace de esta enfermedad?
“Si bien la alimentación no es una causa de vejiga hiperactiva, por supuesto los alimentos irritantes como los picantes, la cafeína o el alcohol, pueden agravarla. Por lo tanto una de las primeras recomendaciones que hacemos, es cambiar estos hábitos higiénicos y dietéticos. Tratando que estos pacientes ingieran menos cantidad de picantes y de alcohol”.

Entiendo que el 30% de los pacientes que buscan tratamiento, no reciben asistencia, al 80% no se les lleva a cabo la exploración del tracto urinario bajo, ¿Qué está ocurriendo realmente en cuanto al diagnóstico de ésta enfermedad, pudiese ser mal interpretada o no bien estudiada, en atención primaria?
“En primer lugar debemos destacar la educación, educar a nuestros pacientes para que entiendan que esto no es un hecho natural de la vida. Es lamentable, pero esto ocurre a menudo, muchos médicos ante la consulta de un paciente, el cual declara haber tenido algún episodio de incontinencia urinaria, además del hecho de que se levante más de una vez en la noche, consideran que esto es normal y así se lo comunican a su paciente, lo cual es falso. Debemos entender que ésta patología, es tratable, es curable, si se diagnostica a tiempo. Existen excelentes tratamientos, debemos evitar entender que estamos ante un proceso natural, producto de nuestro envejecimiento”.


Generalmente cuando estamos nerviosos, presionados, con urgencias que resolver, viendo una película que no queremos perder, en reunión, etc.; retardamos las ganas de ir a orinar al baño ¿esto pudiese ser una causa predisponente de vejiga hiperactiva?
“No es realmente una causa, aún estando un poco nerviosos o alterados, es aquí cuando nuestro sistema descarga mayor adrenalina, nuestros riñones y vejiga se irrigan mas de sangre, por ello tenemos mayor deseo de orinar. Sin embargo, si nosotros padecemos de vejiga hiperactiva, ésta puede verse agravada o intensificada por el hecho de que tenemos más volumen urinario para evacuar”.

¿La ingesta de fármacos destinados a la disfunción eréctil, pudiese afectar al sistema urinario?
“No, definitivamente los inhibidores de la fosfodiesterasa cinco, están diseñados para la disfunción eréctil, estos logran una vaso dilatación de las arterias del pene y de esta manera, se logra la erección. No generan causa de vejiga hiperactiva, ni la pueden agravar; por el contrario, hoy en día se están orientando las investigaciones, inclusive la FDA acaba de aprobar el uso del sildenafil para pacientes que tienen síntomas urinarios, asociados a disfunción eréctil”.

Dentro de las cormobilidades asociadas a la disfunción eréctil, la enfermedad cardiovascular puede ser desencadenante. ¿La vejiga hiperactiva por igual pudiese estar asociada a enfermedad cardiovascular?
“La vejiga hiperactiva si bien responde a múltiples causas, sobretodo a las neurológicas, puede ser causada por una disminución del flujo vascular de las arterias, que llevan la sangre hacia la vejiga y que obviamente, son las mismas arterias que llevan el flujo sanguíneo hacia el pene. Por lo tanto, existe una asociación entre la disfunción eréctil y vejiga hiperactiva, dada por la emisión del flujo sanguíneo”.

Analizando los síntomas desde el punto de vista psicológico del paciente, desde el aspecto físico, sexual y la higiene, además del entorno social, ¿cómo es la situación realmente de un paciente que padece de vejiga hiperactiva?; ¿existe diferencia entre el hombre y la mujer que la padecen?
“Ciertamente las personas que padecen de vejiga hiperactiva, tienen impacto en lo social, en lo psicológico: baja autoestima, suelen estar atemorizados de sufrir incontinencia urinaria, etc. Padecen mayormente las mujeres de vejiga hiperactiva, pero son apenas diferencias estadísticas muy pequeñas, con la de los hombres. Por otro lado, la vejiga hiperactiva afecta a la relación sexual, recientes estudios señalan que aquellos varones que padecen vejiga hiperactiva, sobretodo sin son víctimas de incontinencia urinaria, se les dificulta el disfrutar del sexo”.

¿Es cierto que existen en el mundo 33 millones de personas, padeciendo de vejiga hiperactiva?
Si, realmente son cifras muy alarmantes, entre un 16% a un 18% de la población mundial, en recientes estudios llevados a cabo en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, se establecen éstos valores, como la prevalencia de la enfermedad”.

¿Cuál sería el tratamiento o terapia indicada para esta patología?
“Los tratamientos actualmente son muy útiles, siempre aconsejamos a nuestros pacientes, disminuir su peso corporal, la ingesta de cafeína, alcohol, picantes, el hábito de fumar. En cuanto a las terapias físicas, los pacientes deben comenzar a hacer ejercicios de fortalecimiento; asociado a farmacoterapia con medicamentos de última generación. Los cuáles tienen un excelente resultado sobre la vejiga, los primeros utilizados fueron los antimuscarínicos, tradicionalmente existían los llamados no selectivos, los cuáles provocaban efectos secundarios adversos como boca seca y constipación, debido a que los fármacos invaden todo el cuerpo.

Actualmente se utilizan los antimuscarínicos selectivos, como la pinenzepina, tilenzepina. tolterodina,tospium, darifenacina, entre otros, son muy útiles para lograr la incontinencia, disminuir los efectos de la insurgencia, con mínimo impacto en el resto del organismo.”.

¿Sus conclusiones finales acerca de la enfermedad de la vejiga hiperactiva?
“En primer lugar debemos consultar con un especialista, cuando identificamos los primeros síntomas anteriormente citados, no debemos aceptar ésta condición como normal o natural, producto de nuestro envejecimiento. Si el médico no nos aclara, debemos insistir. Los pacientes deben conocer que esta situación hoy en día, es fácilmente diagnosticable y tratable, con eficientes logros”



Noticias 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad