30/01/2018 a las 04:43:11 PM | Regresar

Científicos descubren que el cigarro electrónico también da cáncer

Científicos descubren que el cigarro electrónico también da cáncer



La controversia sobre si el cigarrillo electrónico es bueno o malo es ya muy extensa, con diversos estudios que apuntan en varias direcciones.

Eso sí, prácticamente todos están de acuerdo en una máxima: vapear es mejor que fumar tabaco convencional pero mucho peor que no fumar nada en absoluto, conclusión que corrobora el último estudio disponible.

Lo ha realizado la Escuela de Medicina de Nueva York, que durante 12 semanas ha simulado en ratones las consecuencias para su organismo de vapear durante 10 años, el equivalente temporal en humanos.

Sus descubrimientos son bastante claros: la nicotina y otros elementos tóxicos hacen que el cigarro electrónico también dé cáncer y otras enfermedades cardiovasculares. 

Eso sí, la cantidad de carcinógenos encontrados en sus organismos es significativamente menor que en la de un fumador convencional, hasta un 97% menos.

Pese a ello, sigue siendo muy superior a la recomendable. Prácticamente, como señala Engadget, sitúa al vaping al mismo nivel que los parches de nicótina. Es paradójico porque ambos son métodos con eficacia demostrada para dejar de fumar.

A diferencia de lo que ocurre en el tabaco normal, al vapear la nicotina se vuelve peligrosa dentro del cuerpo al transformarse en carcinógeno, señalan los autores del estudio.

Esto hace que el menor riesgo se produzca simplemente porque estás tomando una menor cantidad, aunque no significa que estés totalmente libre de peligros.

Vapear causa cáncer, aumenta el riesgo de infartos y limita la reparación del ADN, lo que no deja más remedio que volver a afirmar que quizás como método para dejar de fumar sea efectivo pero no como algo absolutamente sano ni nada que se le parezca.

Que en ciertos círculos se haya popularizado la idea de la nicotina como algo inofensivo a menos que sea quemada en el cigarro tradicional es peligroso.

Lo es porque induce a una idea equivocada sobre la supuesta inexistencia de riesgos al vapear, algo que podría conducir indirectamente a un mayor consumo de esta sustancia, que acabamos de saber puede transformarse en carcinógeno dentro del cuerpo.

Esta imagen es quizás uno de los motivos por los que la industria tabacalera ya mueve ficha. Para captar a un público joven y sacar adelante el negocio, cada vez apuestan más por el cigarrillo electrónico, una de las tablas de salvación para su futuro más inmediato.

 

YVKE

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad