27/01/2018 a las 11:05:26 AM | Regresar

Juventud venezolana es la generación de oro que construye el socialismo bolivariano

Juventud venezolana es la generación de oro que construye el socialismo bolivariano


El Plan Chamba Juvenil también abrió un nuevo espacio de inclusión y visibilización a un sector de la población en los procesos de transformación del país donde ya más de 600.000 jóvenes se encuentran incorporados a la actividad productiva nacional


Para la Revolución Bolivariana la juventud cumple un rol esencial en la transición del modelo capitalista hacia el socialismo, razón que desde el comienzo del proceso en 1999 motivó al comandante Hugo Chávez a impulsar el papel de los jóvenes en la vida política, social y cultural del país, atendiéndolos igualmente con políticas de protección social.
 
 


El presidente de la República, Nicolás Maduro, ha ratificado  su confianza en los más jóvenes para avanzar en el futuro próximo en consolidación del socialismo bolivariano. “Creo en la niñez venezolana, en la juventud, en su fuerza y su energía renovadora, creo en que la juventud sea el eje, la columna y la vanguardia de un proceso de renovación profunda y de mejoramiento de la Revolución Bolivariana en función de los intereses de las grandes mayorías”, recalcó en septiembre pasado el jefe de Estado.

 



En 18 años de Revolución, el Gobierno Nacional le ha dado gran valor al deporte, no sólo como actividad recreativa, sino como elemento indispensable para la construcción de una mejor sociedad y establecido el derecho a la actividad física y deportiva como elemento para mejorar la salud y la vida.

 



Promovió el nacimiento de la Generación de Oro, integrada por una gama de atletas de alta competencia formados bajo la protección y prioridad del Gobierno Bolivariano, como lo reflejan destacadas actuaciones en eventos deportivos internacionales.

 



De las 15 medallas que ostenta Venezuela en su historia olímpica, siete de ellas han sido ganadas en Revolución.

 



El escenario político y el trabajo comunitario han sido otro de los espacios que progresivamente los jóvenes ocupan cada vez más en Revolución.

 



En 2003 se conforma el Frente Francisco de Miranda, idea que nace de los líderes Hugo Chávez y Fidel Castro para formar una nueva concepción de la política, dedicada al trabajo sociocomunitario en el territorio nacional.

 



Otro espacio de participación juvenil es la Organización Bolivariana de Estudiantes (OBE), impulsada en 2005 por el comandante Chávez con el objetivo de promover la formación y organización de los jóvenes para la toma de decisiones y el trabajo colectivo.

 



Allí, los estudiantes realizan tareas comunitarias y de movilización en sus estados, además desarrollan actividades deportivas, culturales y académicas en los liceos, para promover principios constitucionales, como la participación y el protagonismo, necesarios para garantizar la inclusión de los estudiantes.

 



Con la creación, el 12 de septiembre de 2008, de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (Jpsuv) se formaliza una amplia incorporación de los jóvenes en espacios políticos como la Asamblea Nacional, alcaldías, gobernaciones y más recientemente, la Asamblea Nacional Constituyente.

 



En 2014, el Primer Mandatario crea el Movimiento Robert Serra, en honor al joven mártir revolucionario, y que se encarga de promover y activar diversos proyectos en áreas como la cultura y el deporte.

 



La recreación es otro elemento indispensable para la formación de niñas, niños y adolescente, por ello se crearon los planes vacacionales comunitarios, activados en temporada vacacional con actividades deportivas y recreativas a la infancia directamente en sus áreas de residencia.

 



La cultura es otra de las trincheras donde ha resaltado la juventud: el Movimiento de Teatro César Rengifo, que cuenta con 22 núcleos en el país donde coexisten 19.000 escuelas bajo el concepto de la inclusión cultural y festivales como el Suena Caracas, Corazón Urbano, Salsero, Rockero, Llanero y las Bandas Rebeldes, también dan cabida a la proyección del talento juvenil.

 



En programas sociales como el Movimiento Somos Venezuela —creado por el Presidente Maduro para fortalecer toda la política social del país— la vanguardia está en manos de la juventud que visita casa por casa a las familias venezolanas con la misión de conocer su condición socieconómica y verificar su inclusión en el sistema de Misiones y Grandes Misiones articulado mediante el Carnet de la Patria.

 



El Plan Chamba Juvenil también abrió un nuevo espacio de inclusión y visibilización a un sector de la población en los procesos de transformación del país donde ya más de 600.000 jóvenes se encuentran incorporados a la actividad productiva nacional.

 



Este plan, iniciado en 2017, nació a partir de las necesidades laborales de la juventud detectadas a través del Carnet de la Patria y actualmente abarca varias áreas productivas, como la agrícola, mediante el Plan Chamba Juvenil Vuelta al Campo, al igual que la actividad cultural, deportiva, educativa y minera.

 



La protección integral a la juventud también pasa por el combate que el Ejecutivo ha emprendido contra la guerra económica que impulsan sectores de la derecha, y por ello en septiembre del 2017, el mandatario nacional aprobó un bono de inicio de clases, dirigido a 3 millones de familias venezolanas para la adquisición de los útiles escolares.

 



En noviembre de 2017 el Presidente también aprobó el Plan Nacional de Carnetización Estudiantil, para garantizar el acceso a todos los sistemas de bonos escolares, nacionales, transporte entre otros derechos; y recientemente anunció que los estudiantes universitarios recibirán bonos económicos mensuales para apoyarlos en su formación académica.



AVN

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad