13/12/2017 a las 03:47:48 PM | Regresar

Blue Banana: 2 Niños revolucionan la moda juvenil

Blue Banana: 2 Niños revolucionan la moda juvenil



Sus fundadores, Juan Fernández-Estrada y Nacho Rivera, tratan de llevar a buen puerto la marca que crearon hace casi 2 años, durante su viaje de Interrail por Europa. Desde entonces, a sus 21 años, la compaginan con sus respectivas carreras universitarias.




Durante este tiempo, ambos socios han estado estudiando fuera de España, consiguiendo aún así mantener siempre la marca en constante crecimiento: están quintuplicando la facturación del curso anterior.




Desde que cada uno de ellos reunió los primeros mil euros para realizar el pedido inicial, no se ha vuelto a invertir en la empresa, ni por su parte ni por la de terceros. Y oportunidades no les han faltado. Consideran que todavía no es el momento idóneo para dar el salto, ya que tienen claro que ‘no por ir más rápido se llega antes’. Tampoco han obtenido dividendos durante este tiempo, lo reinvierten todo: “Invertimos en nuestro propio crecimiento”, tal y como explican sus fundadores. No se obsesionan con el dinero, sino con seguir creciendo. Y, de momento, les va bastante bien. 



Estas son las claves de Blue Banana:



1. Estrategia de marketing en redes sociales:


Tratamos de vender una imagen más que un producto. Nuestra filosofía es la de dar más importancia a los spots y paisajes de las fotos que publicamos, que a las propias prendas en sí.



El primer objetivo no es el de atraer al cliente por el producto, sino por la marca. Queremos que disfruten con las fotos, que se sientan identificados con Blue Banana y con nuestros valores: juventud, aventura, personalidad, buen rollo, disfrutar del momento y compartir la experiencia. Intentamos conseguirlo creando diferentes contenidos de interés que aporten valor a nuestros seguidores, así como campañas en las que ellos mismos puedan interactuar y sentirse protagonistas. Se trata de generar así un fuerte vínculo entre la empresa y el cliente. Tenemos claro que es ese branding la base fundamental sobre la que queremos seguir creciendo, por lo que a día de hoy es sin duda lo que más cuidamos y a lo que más importancia damos.



Hasta el momento no hemos invertido nada en publicidad en RRSS, pero lo haremos en cuanto adquiramos los conocimientos necesarios. Lo bueno de esto es que, aunque aparentemente tengamos menos seguidores que otras marcas,  crecemos orgánicamente al 100% y contamos con una inmejorable fidelización de nuestros clientes. Esto se ve reflejado tanto en las ventas como en los “likes” de las fotos en Instagram (@bluebananabrand). Para conseguir esta fidelización de la que hablamos, cuidamos mucho la atención al cliente. Somos conscientes de que la mayoría de ellos son gente joven. Es por esto que damos la misma importancia a la opinión de un chaval de 17 años que a la de un adulto de 50. Pero siempre tratamos de adaptarnos a la situación y a la persona. Nuestro objetivo en este sentido es el de romper todas las barreras existentes entre el cliente y la marca para que puedan sentirse al mismo nivel. ¿Cómo? Ofreciendo el mejor trato y servicio posible, pidiendo perdón y recompensando cuando es necesario. Por supuesto, día a día aprendemos de nuestros errores.



2.Producto original


Que no nos centremos en el producto, no quiere decir que no le demos la enorme importancia que tiene. Cuidamos hasta el más mínimo detalle de nuestros diseños, intentando siempre transmitir y mantener nuestra idea de marca, tratando de crear algo debajo de cada prenda. Blue Banana nació en un viaje de Interrail en Amsterdam. Es de ahí, de su escudo,  de donde surge nuestra X; el logo que nos acompaña en todos nuestros diseños, y por el cual la gente nos reconoce e identifica en la calle.



3.Trabajo y confianza


Cuando nos metimos en este proyecto, éramos un par de amigos empezando una carrera, sin ningún tipo de conocimiento sobre moda, negocios o marketing. Después de este tiempo, hemos ido madurando y aprendiendo por el camino, pero seguimos siendo los mismos chavales que hace un par de años decidieron emprender para cumplir un sueño: el de triunfar con Blue Banana. Sin embargo, no tenemos ninguna meta establecida. Simplemente tratamos de disfrutar con lo que hacemos y de seguir creciendo día a día, tanto personal como profesionalmente. A partir de ahí, llegaremos hasta donde tengamos que llegar.



Somos conscientes de que el mercado está saturado, pero mentiríamos si dijésemos que nos preocupa la competencia. Sabemos que todo va a depender de nosotros mismos; por eso estamos deseando terminar ya los estudios, para poder dedicarnos al 100% y comprobar cuál es el verdadero potencial de la marca. Hoy por hoy, como buena e-commerce que somos, únicamente nos enfocamos en la venta online, aunque no descartamos en un futuro la posibilidad de abrir tiendas físicas. Esto es lo que nos ha permitido poder llevar la empresa desde el extranjero, aunque no ha sido nada fácil. Una marca de ropa requiere diariamente de mucho trabajo, pero cuando te gusta lo que haces, con quién lo haces, y las cosas salen bien, todo parece más fácil.




Desde el primer día confiamos mucho tanto en nuestra marca como en nosotros mismos. Consideramos esto como algo fundamental a la hora de iniciar cualquier proyecto, ya que si tú no eres capaz de creer en tu propio negocio, nadie más lo va a hacer. No obstante, no hay que confundir la humildad con la ambición. En este sentido, nos motiva e ilusiona el tener como referencia a marcas jóvenes españolas como Hawkers y Pompeii. Si cuatro chavales de Elche y Madrid han sido capaces de hacerlo, ¿por qué no nosotros?




SLN / ECD

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad