19/11/2017 a las 09:28:02 AM | Regresar

La clave para controlar la diabetes es ejercitarte

La clave para controlar la diabetes es ejercitarte



Hay estudios más que de sobra que confirman que hacer ejercicio es fundamental para prevenir diversas enfermedades. Porque favorece el depósito de calcio en los huesos, requiere de un gasto energético y esto eleva los niveles de colesterol HDL, conocido como el “colesterol bueno” y reduce los triglicéridos.


A estos beneficios, además, se agrega que favorece el consumo de glucosa por parte del músculo, lo cual equivale a la única medida no farmacológica capaz de reducir la resistencia del músculo a la acción de la insulina.




Aquí parte de sus beneficios:




La International Diabetes Federation (IDF) indicó que la actividad física regular beneficia a las personas con diabetes de la siguiente manera. Ayuda a sentirse mejor con uno mismo.




Contribuye a mantener la glucosa en sangre dentro de los márgenes deseados.




Aumenta la sensibilidad de la insulina (la insulina producida funciona mejor).




Es un buen aliado para perder peso o mantener uno saludable.




Contraresta el estrés.




Mantiene las articulaciones más móviles y menos rígidas.




Resguarda los huesos sanos.




Reduce los riesgos de apoplejía y ataques cardíacos.




Reduce la presión arterial.




Mejora la circulación.




Ahora bien, si una persona presenta diabetes es muy importante que su médico controle y supervise cualquier práctica deportiva ya que excederse o realizar ejercicios bajo temperaturas extremas puede provocar efectos dañinos para la salud.




La recomendación es realizar de 30 a 45 minutos al día entre 3 y 5 días a la semana, o 150 minutos por semana de ejercicio. El ejercicio aeróbico como caminar, correr, nadar, saltar o montar en bicicleta debe ser lo suficientemente intenso como para aumentar la frecuencia del pulso y la frecuencia respiratoria.




puede ocurrir a cualquier edad, pero se diagnostica con mayor frecuencia en niños, adolescentes o adultos jóvenes. El cuerpo no produce o produce poca insulina. Esto se debe a que las células del páncreas que producen la insulina dejan de trabajar. Se necesitan inyecciones diarias de insulina.




En las personas con diabetes tipo 1 (se diagnostica especialmente en niños, adolescentes y adultos jóvenes y necesitan inyecciones diarias de insulina), deben tenerse en cuenta especialmente los siguientes cuidados.




Beber cantidades adecuadas de agua.


Asegurarse de que el calzado es apropiado para proteger los pies contra las lesiones y mantenerlos secos.


Usar algún tipo de identificación de diabetes, como una pulsera o un collar.


Asegurarse de que los colaboradores del ejercicio saben reconocer y tratar los niveles bajos de glucosa en sangre (hipoglucemia).


Hacer un precalentamiento durante 5 o 10 minutos.


Comprobar la glucosa en sangre antes de la actividad. Si la glucosa en sangre es más de 252mg/dl (14mmol/L), no debe hacerse ejercicio.


Tener preparada una fuente de glucosa durante toda la actividad.

Panorama

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad