26/10/2017 a las 11:11:48 AM | Regresar

Cómplice de asesinos de Yajaira está embarazada

Cómplice de asesinos de Yajaira está embarazada



Con una larga cabellera negra adornada con un moño amarillo y su barriga de casi ocho meses de embarazo, “Vanessa” camufla su andar delictivo en la avenida Las Delicias de Maracaibo.


Ella y “El Nené” son quienes faltan por localizar, las piezas faltantes del rompecabezas del crimen de la empresaria marabina, Yajaira Güerere. Ambos forman parte de una banda de “tocavidrios”, y fueron cómplices, el domingo, en la muerte de Güerere, informaron fuentes policiales.


“En el crimen participaron tres delincuentes: Anderson, apodado “El Tiburón”, quien fue el que sometió a la mujer y le disparó con un revólver, calibre 38. Junto con él operó “El Nené”. Fue quien “marcó” la camioneta Toyota y dio la señal para atacar a Güerere, y “Vanessa” se encargó de llevar el botín del robo: dos celulares, una cadena de oro y la cartera con artículos personales y dinero de la empresaria. También se llevó el arma homicida”, agregó el detective.


Consumado el atraco y femicidio “El Tiburón” intentó escabullirse por los callejones del barrio Las Tarabas. “En un sitio recogió una pistola, calibre nueve milímetros, con la que hizo frente a funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez) que llegaron al barrio pocos minutos después”, trascendió.

Vanessa, “El Tiburón” y “El Nené” estuvieron en una fiesta desde el sábado en la noche. En medio de la ingesta de licor y bajo efectos del crack, “El Tiburón” tomó su revólver con intenciones de cometer un atraco, así lo reveló la investigación.


“Al “Tiburón” se le sumó “El Nené” y más atrás, “Vanessa”. Anderson esperó que Güerere surtiera de gasolina su camioneta Toyota y cuando iba saliendo de la estación de servicio aprovechó que los seguros estaban abiertos y se montó en el lado del copiloto”, especificaron fuentes.



La empresaria conducía a baja velocidad e iba hablando por teléfono con su madre, Delia Marrufo, a quien le tocó escuchar el desagradable momento en el que su hija fue sometida. Segundos después escuchó una detonación. Yajaira recibió un disparo en la parte derecha del pecho.



“El asesino tomó del cabello a Güerere y la golpeó con la cacha de la pistola en la cabeza y la frente. Luego le disparó”, precisó el informante policial.



Las investigaciones determinaron que los hampones tienen su guarida en las barriadas adyacentes a la avenida Universidad: Las Tarabas y Ziruma.


“La zona está considerada como una esquina caliente y allí le tenemos el ojo puesto a varios delincuentes, que utilizan esos barrios como escondite y punto de distribución de drogas y armas para cometer delitos”, sostuvo.


Varios menores de edad y mujeres actúan como “tocavidrios” en esa zona. “Los trabajos que estamos haciendo darán su resultado en las próximas horas. Ya tenemos bastante adelantada la investigación. No cesan los allanamientos en la zona”, sentenció el vocero policial.

A la empresaria la mataron, el domingo, cuando había salido a hacer unas compras navideñas para la decoración de su restaurante, ubicado en el sector Tierra Negra de Maracaibo.


Panorama


Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad