14/10/2017 a las 09:28:45 AM | Regresar

Descubre los secretos de Fergie para mantenerse en forma

Descubre los secretos de Fergie para mantenerse en forma



Te compartimos el régimen que la cantante Fergie hizo después de tener a su hijo Axl Jack, pues asegura que no le quedaba la ropa y se sentía muy mal.






"Todas las mañanas bebía un licuado de espinacas, medio cambur, media pera, media manzana, jugo de naranja y agua". 






La mezcla le daba un boost para empezar el día. A media mañana, una manzana entera y medio vaso de leche descremada le quitaban el antojo, y a la hora del lunch, optaba por un trozo de pescado o pollo a la parrilla con brócoli. Otra opción, ensalada verde con atún y aliño italiano sin grasa.






Por la noche cenaba camarones o trozos de pollo, salteados en el wok con aceite de oliva y salsa teriyaki, cebolla, ajo y pimientos verdes y rojos, cosas que a ella le fascinan.






"A la semana me sentía menos hinchada y con más energía, pues eliminé el pan y el azúcar blanca. Perdí líquido que estaba reteniendo y lo noté en el rostro… y en mi cintura. La segunda semana no tenía el mismo apetito desesperado y añadí dos rebanadas de pan integral en el almuerzo o en el desayuno, y me hacía un sándwich de huevos revueltos o de tomates con queso mozzarella.  Para ejercitar, bailaba en la sala de mi casa por 30 minutos diarios, mientras veía la tele, y caminaba con mi bebé en su coche. Y así, perdí 20 kilos".






Tracy Anderson, la famosa gurú fitness, aconseja: "Quien no tiene tiempo para ir al gimnasio, puede hacer pequeñas cosas, como usar las escaleras cada vez que pueda. Y sería perfecto llevar mancuernas en cada mano, pues aumentan el esfuerzo, desarrollan la masa muscular y queman grasa. Hacer esto a diario equivale a media hora de deporte en el gimnasio a la semana”.






El nutricionista Stephen Gullo explica que "cuando no podemos controlar un antojo y nos ofrecen algo muy tentador, como un pastelillo, un plato de alimentos fritos o una pasta cremosa, hay que decir: Gracias, pero esa comida no le va bien a mi cuerpo". No hay que tener vergüenza, sino decirlo de modo abierto. Lo ideal es "evitar la sección de pasteles del supermercado, y en los restaurantes ni mirar el menú de postres".













Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad