24/08/2017 a las 03:17:34 PM | Regresar

Conoce la labor filantrópica de Diana de Gales

Conoce la labor filantrópica de Diana de Gales



La imagen tierna, elegante y fuerte de Diana de Gales conquistó al mundo entero. Sus actividades altruistas fueron determinantes para poner en la mesa la defensa de los derechos de los niños en países en guerra, afirma María Josefina Menéndez, director de Save the Children México. Este organismo, con 124 sedes en el mundo, defiende a los niños en condiciones de emergencia víctimas de tsunamis, terremotos y otros fenómenos, y tiene como objetivo principal defender los derechos de los infantes

 



Save the Children, con 86 años de experiencia, participó en una sesión con la Unesco y Naciones Unidas, donde Diana estuvo presente como vocera oficial para defender a los niños de las campos minados y protegerlos de las situaciones que se viven en un país en conflicto bélico.





La plebeya que logró el sueño dorado de casarse con el príncipe azul luchó incansablemente contra los terrenos minados antipersonales, lo que la llevó a atravesar un campo en Angola. Acciones como ésta lograron lo que se creía imposible: humanizó a la Casa Real Inglesa. 



Lady Di como imagen de organizaciones humanistas aportó mucho a la suerte de quienes más desprotegidos están en este mundo: los niños. Su solidaridad con los más vulnerables siempre fue bien recibida por su actitud sincera. Los pequeños William y Harry compartieron el tiempo y atención de su madre, pues su figura maternal y carismática siempre estaba atenta a ayudar a todos, desde niños hasta ancianos desafortunados. 





“Que la gente con una imagen pública se involucre a organizaciones humanitarias es fundamental, pues se les considera líderes y se cree en esas personas”, refiere Menéndez, representante de la organización Save the Children que tiene 33 años de actividad. 





A pesar de los conflictos que tuvo en su matrimonio con el príncipe Carlos, Lady Di siempre tuvo una sonrisa para los más desfavorecidos. En solidaridad con la Cruz Roja y con su compromiso con las organizaciones benéficas que luchaban contra el sida fue que llegó para ayudar a los bebés contagiados de VIH en países africanos, además de que visitó a pequeños con dificultades de aprendizaje y convivió con víctimas de las minas en Brasil y Angola. 




La relación de Diana de Gales con su esposo terminó de forma definitiva en marzo de 1994 y para el 29 de febrero de 1996 Diana aceptó divorciarse de Carlos. Tras una ruptura desgastante, como fue la separación y la pelea de la custodia de sus dos hijos, la princesa superó las tristezas y resurgió de tan fatal duelo. 






La visita de la esposa del heredero de la casa de los Windsor a la Madre Teresa de Calcuta en Nueva York es ya histórico. Este encuentro se dio durante la visita que realizó a Washington DC en los Estados Unidos para promover la campaña de la línea roja americana en contra de las minas terrestres. En el Bronx se reunió con la madre defensora de los pobres.






Lady Di, también conocida como la “princesa de carne y hueso”, realizó subastas de sus pertenencias para conseguir fondos de caridad. Una de estas la realizó en junio de 1997 en Nueva York, donde puso a la venta los vestidos y trajes utilizados por ella en sus compromisos oficiales. 




Cuatro meses antes de fallecer lucía radiante en la portada de la revista Vanity Fair en la que se veía a una Diana resurgida y en la que declaraba: “Nada me da hoy tanto placer como poder ayudar a los que, en nuestra sociedad, son vulnerables”. La gente se identificaba con ella por su naturalidad y sencillez, se le nombraba cariñosamente “La princesa del pueblo”.





 Ni siquiera muerta ha dejado de ayudar a la gente pues a través de su Fundación Lady Diana se reúnen fondos mediante la venta de souvenirs. 





La vida de los hijos de la princesa Diana de Gales está marcada por la trayectoria de su madre, y es así como William Arthur Philip Louis, quien nació el 21 de junio de 1982 en Londres, dedicó, después de terminado su colegio, una año para realizar labores humanitarias. Así viajó a Belice, trabajó en una granja de Inglaterra, ayudó a poblados pobres de Chile y estuvo en África, continente del que se declaró totalmente enamorado.





PANORAMA

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad