17/07/2017 a las 08:48:29 AM | Regresar

“Niños deportistas deben tomar agua para reponer líquidos y evitar deshidratación”

“Niños deportistas deben tomar agua para reponer líquidos y evitar deshidratación”


Hacer ejercicio físico permite quemar calorías, eleva la temperatura corporal, mantiene al niño sano y ayuda a manejar el dinamismo, por eso es importante que los pequeños hagan deportes; sin embargo es necesario tomar las previsiones adecuadas para practicar este tipo de actividad.



La actividad física es necesaria en la vida diaria de los niños, deporte, danza y cualquier otra actividad que ponga en movimiento el cuerpo es buena para la salud de los pequeños de la casa.



Hacer ejercicio físico permite quemar calorías, eleva la temperatura corporal, mantiene al niño sano y ayuda a manejar el dinamismo, por eso es importante que los pequeños hagan deportes; sin embargo es necesario tomar las previsiones adecuadas para practicar este tipo de actividad.



La hidratación es una de las bases más importantes cuando un niño hace actividad física, así evitaremos cualquier tipo de desgaste en el niño.



La pediatra Ana Díaz indicó que al hacer cualquier actividad física el organismo aumenta la sudoración y se pierden agua y electrolitos, lo que llega a suponer un riesgo de deshidratación.






“Cuando el niño comienza a realizar actividad deportiva intensa y suda hay que ofrecerle cantidades de líquidos iguales a las que va perdiendo. El niño debe tomar líquidos antes, durante y después de cada práctica o partido, poco a poco (por ejemplo, medio vaso de agua cada 10 o 15 minutos), evitando bebidas que contengan gas o cafeína”, expresó la especialista.



La  especialista indicó que la sed intensa es el principal síntoma de deshidratación en los niños; después empiezan a aparecer malestares generales como debilidad o dolor de cabeza, al mismo tiempo que la saliva se espesa y la orina es escasa y de color oscuro. Si un niño tiene estos síntomas mientras hace deporte, debe detener la actividad y tomar líquidos. “Si el aporte de líquidos se hace de forma progresiva, se previene la aparición de estos síntomas, pero  si van en aumento, pueden ser de gravedad”, mencionó Díaz.



En el mercado existen una amplia variedad de bebidas energéticas, sin embargo ante estas bebidas comerciales la pediatra recomendó como vital el agua fresca, ya que es la que aporta mayores beneficios para la rehidratación del niño.  









Recomendaciones para evitar una deshidratación durante la actividad física.



El cuerpo pierde agua a través del sudor para regular la temperatura, pero cuando esto no es suficiente, la temperatura comienza a subir hasta producir fiebre, vómitos, malestar y dolor de cabeza; para evitar esto es necesario tomar algunas recomendaciones  



Beber un vaso de agua fresca 15 minutos antes de la competición y luego beber pequeñas cantidades cada 15 o 30 minutos durante la actividad física.



Beber agua siempre que el niño tenga sed, sobre todo si hace calor. Es recomendable que el agua se encuentre a 12 o 13 ºC de temperatura.

Panorama

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad