29/05/2017 a las 01:18:29 PM | Regresar

 Rita Hayworth, una de las más sensuales divas y belleza de todos los tiempos

Rita Hayworth, una de las más sensuales divas y belleza de todos los tiempos



 Su nombre real era Margarita Carmen Cansino, sus padres eran descendientes de irlandeses y mexicanos. Fue una bailarina poseedora de una excepcional belleza y fuerza magnética, un día la llevaron a una ciudad espectacular, Hollywood en 1935, en los viejos estudios de la Fox. Allí comenzó una leyenda de sensualidad y entrega.

Rita fue el símbolo de una belleza particular. Su rostro estaba dibujado en cada avión de combate de la segunda guerra mundial. Fue amada por su marido Orson Welles, y el príncipe Alí Khan, de quien tuvo hijos.

Rita hizo con Welles La dama de Shangai, en 1948, una de las películas más originales y discutidas del realizador. Ya se habían separado y tenían el mejor derecho a no seguirse viendo, pero en los pasillos de Hollywood se supo que, si no fuera por Rita, Welles no habría convencido a la empresa Columbia de que se le permitiera volver a dirigir.

En ese momento Rita tenía en el cine norteamericano la importancia que después alcanzó Marilyn Monroe. Fue la mujer más deseada en su tiempo: fue la novia de Hollywood. Ella nunca sintió tener límites. Ni en su carrera, ni en su vida. Su límite fue siempre la secreta y pública admiración de los hombres.

El padre le enseñaba a bailar y ella lo adoraba. En el cine llegó a lograrlo de la mano de dos genios en la materia: Gene Kelly y Fred Astaire. Protagonizó un pequeño papel en El infierno del Dante, otro en Charlie Chan en Egipto y otras dos docenas de títulos condujeron a Rita Hayworth.

Pero a partir de 1939, comenzó a ser una estrella que movía los instintos mas elementales de admiradores y apasionados de la gran pantalla. Seguida por muchas mujeres, imponía con su arrojado estilo, muchas tendencias de la moda, y las películas “Sólo los ángeles tienen alas en 1939, Ay qué rubia, Sangre y arena, Seis destinos, Las modelos y sobre todo Gilda, la consagraron como una gran estrella de Hollywood; película por la cual se inmortaliza la tremenda bofetada a Glenn Ford, que todavía se recuerda como una de las secuencias más impresionantes del cine de todos los tiempos.

La eterna Gilda…diosa de la sensualidad

La historia de esta pelicula, nos lleva a la vida de Johnny Farrell (Glenn Ford), un jugador norteamericano de poca monta que acaba de llegar a Buenos Aires (Argentina) y es rescatado de un intento de asalto por Ballin Mundson (George Macready), el propietario de un casino que decide convertirle en su mano derecha.

Cuando Farrell descubre que su patrón está casado con Gilda (Rita Hayworth), una antigua amante de Johnny a la que acabó odiando, todo se complica. Y más aún cuando, de repente, Mundson desaparece.

La banda sonora contiene canciones como “Amado mio” o “Put the Blame on Mame”, que Rita Hayworth (Gilda) escenifica en playback y cuya voz real corresponde a Anita Ellis.

Al interpretar la segunda de dichas canciones, el personaje de Gilda se quita sensualmente un guante; esta escena causó sensación en su momento y motivó que el filme fuese prohibido en varios países,entre ellos España. En la película, tras dicho striptease se produce otro momento que se hizo igualmente célebre: el personaje de Glenn Ford abofetea a Gilda.

 

Nunca hubo una mujer como Gilda, así fue como durante su estreno en Estados Unidos hace 65 años, se anunció este clásico con el que Hayworth consolidó su fama como mito erótico.

Debido al insinuante strip-tease realizado por la actriz en la famosa escena donde se quita un guante, en aquella sociedad de los 40 la película tuvo que luchar contra la censura, y al llegar a las pantallas fue tan explosiva que su nombre bautizó a la primera bomba atómica estadunidense controlada.

‘Gilda’ fue el papel que marcó el declive en la carrera de la Hayworth, ya que después del gran éxito que con él obtuvo, nunca volvió a resaltar tanto como símbolo sexual, por eso ésta es y será siempre la película que la mantenga como una actriz inolvidable.

Rita Hayworth vivió apresuradamente hasta el final, por el gran temperamento que la caracterizaba.Pese a que filmó más de 60 películas, nunca ganó un Oscar, pero no por eso dejaba de ser una gran actriz. La carrera de Rita descendió lentamente en 1972 y después se fue oscureciendo lentamente como en un ocaso tibio que no dejaba rastro en el pasado.

Rita Haywotyh aquejada por el Alzheimer

En 1976 visitó Argentina pero ya la enfermedad se adueñaba de su ser. Esta heroica mujer creía enfrentar su enfermedad: el mal de Alzheimer, enfermedad que afecta los centros nerviosos, la mente.

Esto provocó que se hablara muchas cosas de ella, que estaba alcoholizada o drogada. Lejos de una realidad tan triste y tan trágica que ella no podía afrontar. La enfermedad le iba devorando su capacidad de inteligencia. La enfermedad la llevó a que todo lo suyo se adormeciera lejos de la realidad.

Lo cierto es que falleció a los 68 años de edad. Uno de sus amigos, Glenn Ford, contaba al conocer su muerte: “Estoy triste, una querida amiga me ha dejado sólo. Ver sus imágenes, sentir el halo que desprenden, hace más terrible pensar en su lento deterioro. Pocas como ella lograron hacer brillar tanto la magia del cine. Y ninguna pudo brillar tan alto y con tanta alegría de vivir”.



Noticias 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad