25/05/2017 a las 01:02:45 PM | Regresar

 Esta es la receta original e historia del Croissant francés

Esta es la receta original e historia del Croissant francés


Una forma de decir que se comieron a los turcos antes del desayuno. Con el gran visir Kara Mustafá al frente tras conquistar Constantinopla, los Balcanes y parte de Hungría el ejército turco avanzaban dispuestos a invadir Viena, pero la ciudad estaba rodeada por completo por una muralla. Los 200.000 soldados otomanos decidieron entonces cavar túneles por debajo de la muralla que los llevase directamente al centro de la urbe y sorprender a sus habitantes en mitad de la noche


Para 1683 el imperio Otomano avanzaba por Europa en su guerra contra el Imperio Romano Germánico.Para celebrar la victoria y la resistencia de la ciudad de Viena contra los turcos, los panaderos crearon un bollo en forma de luna creciente, la misma luna que aparece en la bandera turca.

 

Una forma de decir que se comieron a los turcos antes del desayuno. Con el gran visir Kara Mustafá al frente tras conquistar Constantinopla, los Balcanes y parte de Hungría el ejército turco avanzaban dispuestos a invadir Viena, pero la ciudad estaba rodeada por completo por una muralla. Los 200.000 soldados otomanos decidieron entonces cavar túneles por debajo de la muralla que los llevase directamente al centro de la urbe y sorprender a sus habitantes en mitad de la noche.


Como de todos es sabido, ser panadero es una profesión sacrificada en la que es necesario madrugar mucho para poder tener pan recién hecho a primer hora de la mañana cada día, es por ello que los panaderos vieneses, eran de los pocos habitantes despiertos a esa hora y presenciaron la emboscada de los turcos pudiendo así dar la voz de alarma, despertar al resto de la ciudad aún dormida y detener el ataque.


Para celebrar la victoria y la resistencia de la ciudad de Viena contra los turcos, los panaderos crearon un bollo en forma de luna creciente, la misma luna que aparece en la bandera turca. Una forma de decir que se comieron a los turcos antes del desayuno.


Fue la reina Maria Antonieta, de origen austriaco, la que hizo llegar a la corte de Versalles el croissant junto con otros productos y dulces que acabaron por formar parte de la cultura culinaria francesa.


Sus ingredientes

Los ingredientes para elaborar croissants de mantequilla, los más populares y sabrosos, son simplemente harina de fuerza, levadura, agua fría, azúcar, una pizca de sal y mantequilla. Nada más. Pero el secreto de un buen croissant reside en su amasado y en respetar los tiempos de reposo y enfriamiento.


Ingredientes (para unos 12 cruasanes)

500 g de harina blanca para pan, y un poco más para espolvorear
40 g de azúcar de granulado fino
1 cucharadita de sal 2 cucharaditas de levadura seca de panadería instantánea
300 ml de leche tibia
300 g de mantequilla blanda, aplastada entre dos hojas de papel vegetal en un rectángulo de 5 mm de grosor y enfriada en el frigorífico un poco más de mantequilla
Para engrasar 1 huevo, ligeramente batido con una cucharada de leche.
Para pintar los cruasanes 1 plantilla de cartulina de forma triangular
Con una base de 18 cm y lados de 20 cm


Preparación:

Poner los ingredientes secos en un cuenco, hacer un hueco en el centro y vierta la leche y mezclar todo hasta obtener una masa suave; añadir leche si fuera necesario.


Amasar en una superficie enharinada de 5 a 10 minutos o hasta que esté elástica.


Dejar leudar, en un cuenco engrasado, tapada y en un lugar templado, hasta que doble su volumen. Trabajar la masa 1 minuto. Dejar que la mantequilla se ablande un poco.


Extender la masa en un rectángulo de 46 x 15 cm. 
Poner en el centro la mantequilla.


Con el lado más corto hacia uno doblar los lados de la masa de modo que se toquen en el centro. Presionar los bordes para pegarlos. Girar la masa 90 º y estirarla otra vez en un rectángulo. Dóoblar como antes. Si la mantequilla se deshiciera, habría que envolver la masa en un film transparente y ponerla a enfriar.


Repetir el proceso de doblado 2 veces más.


Cortar en 2 trozos. Extender uno en un triángulo de 5 mm de grosor. Guardarel otro en el frigorífico. Cortar los cruasanes guiándose con la plantilla…. Pintar los triángulos con el huevo.


Enrollar empezando por la base y doblar las puntas. Por último, pintar los cruasanes con huevo, ponerlos en la bandeja del horno sin engrasar y dejarlos subir hasta que doblen su volumen.


Cozer los cruasanes durante unos 15 – 20 minutos en el horno previamente precalentado a unos 200 ºC. Retirar cuando estén dorados.







NOTICIAS 24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad