21/04/2017 a las 11:46:58 AM | Regresar

10 formas en la que haces infeliz a tu perro sin darte cuenta

10 formas en la que haces infeliz a tu perro sin darte cuenta



Si tienes un perro al que adoras, es normal que quieras que sea muy feliz por muchos años.

Por eso procuras atender sus necesidades y te interesa saber cómo puedes ser un mejor dueño para él.

Sin embargo, muchas veces más por desconocimiento que por ganas de hacer mal, terminamos haciendo a nuestros perros completamente miserables a pesar de nuestra buena intención de hacerles un bien.

Por eso, compartimos algunas de las formas en las que es posible que estés haciendo infeliz a tu perro (y que tú ni siquiera habías considerado):

10. No jugando con él: hay muchas personas que no le dan la importancia real al tiempo de juego que diariamente necesitan los perros. Piensan que al darles de comer, hacerles unos apapachos y ofrecerles un lugar para dormir es más que suficiente. Pues debemos decirles que no es así, una sesión de 10 o 20 minutos de juego al día es necesaria y muy benéfica (tanto para ti como para tu perro).

9. No sacándolo a pasear: es una realidad. Muchos dueños no sacan a pasear a sus perros porque no le dan la importancia suficiente a esta actividad. Sí, tu perro adora estar echado contigo en el sofá, pero debes tomar en cuenta que los perros fueron hechos para caminar (solo piensa en las distancias que recorren los lobos o los perros salvajes día con día) y por ello es muy importante que, aunque tu perro sea pequeño, grande, joven o viejo, salga a pasear todos los días (por supuesto, de acuerdo con sus posibilidades).

8. No educándolo: los perros necesitan una guía por parte de sus dueños para ser felices. Si no te das el tiempo para educar a tu perro, estás cometiendo un grave error que lo hará muy infeliz y que terminará por causar problemas de comportamiento en tu perro que luego no podrás corregir.

7. Educándolo con ‘mano dura’: si aún crees que a los perros se les educa a base de regaños, gritos y castigos, no solo estás haciendo completamente infeliz a tu perro sino que estás totalmente equivocado. La solución está en la técnica llamada reforzamiento o entrenamiento positivo.

6. Consintiéndolo demasiado: En Instituto Perro entendemos que ames y adores a tu perro, y que lo quieras apapachar mucho. Eso nos parece genial, siempre y cuando lo hagas de formas positivas para él. Si crees que consentirlo es nunca educarlo, dejar que haga lo que quiera sin ponerle ciertos límites, dejar que sea agresivo con otros perros o personas, dándole de comer cosas que lo dañan o disfrazándolo como si fuera persona, solo por mencionar algunos ejemplos, no solo estás siendo un dueño muy irresponsable, sino que en realidad estás haciendo infeliz a tu perro.

5. Tratándolo como si no te entendiera: podemos entender que a tu perro lo quieras como a un miembro más de la familia y que hasta lo quieras como a un hijo, pero de ahí a tratarlo como si fuera un bebé recién nacido que no te entiende hay una gran diferencia. No debes olvidar que la inteligencia de un perro, aunque con ligeras variaciones entre cada uno, es muy similar a la de un niño de 2 años o 2 años y medio, según nos confirman diferentes estudios. Así que los perros son MUY inteligentes y son capaces de entenderte mucho más de lo que crees.

4. Abrazándolo muy fuerte: aunque esto varía de perro a perro, a la gran mayoría les CHOCA que los abracen. Aprenden a tolerarlo porque se dan cuenta de que a nosotros nos hace muy felices, pero la realidad es que ellos no la pasan bien, pues se sienten atrapados y sometidos.

3. Cargándolo como un bebé: si estás acostumbrado a cargar a tu perro a todos lados como si fuera un bebito, debemos decirte que no solo le puedes hacer daño físicamente sino que también estás interrumpiendo su desarrollo como perro y, por lo tanto, lo haces muy infeliz. Lo mismo si usas una carriola para tu perro sin que realmente lo necesite por estar viejito o enfermo.

2. Dándole comida que no es buena para él: cuando queremos consentir a nuestros perros es muy fácil pensar en darles algo de comer, pues lo disfrutan mucho. Si realmente quieres hacer feliz a tu perro y mantenerlo sano, dale una alimentación balanceada, evita los alimentos que le hacen daño y, sobre todo, dale la comida moderadamente. Más, en este caso, no es mejor. Recuerda que el sobrepeso y la obesidad (y todas las enfermedades que estos problemas causan) son los padecimientos más comunes en los perros en la actualidad.

1. Dándole premios, premios, premios y más premios: darle un premio saludable a tu perro como parte de su entrenamiento o por consentirlo está muy bien (y los va a disfrutar mucho), pero al igual que en el punto anterior, la clave es la moderación. No hagas que tu perro se vuelva obeso, por favor.


YVKE

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad