17/04/2017 a las 08:51:27 AM | Regresar

Especialista: La caspa y el estrés son enemigos íntimos

Especialista: La caspa y el estrés son enemigos íntimos



Las presiones de la vida actual desatan todo tipo de patologías. En este caso, la caspa no se queda afuera. 



El estrés se convirtió en uno de los enemigos declarados de la vida moderna. Desata todo tipo de padecimientos y cada vez es más alto el porcentaje de personas que lo sufren.



La Real Academia Española define al estrés como una “tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves”. La caspa, por su parte, es un trastorno cutáneo inflamatorio crónico recidivante que en cuero cabelludo se presenta con escamas blancas secas o seborreicas, según sus variantes.




Ahora bien, ¿en que se relacionan uno y otro padecimiento? Existen algunas publicaciones científicas que vinculan los aspectos psicosomáticos de la dermatitis seborreica. “De hecho, la piel es una de las víctimas más frecuentes del estrés, determinante a la hora de la permanencia prolongada y el agravamiento de estas escamas”, explicó el dermatólogo Carlos Medina. Es decir, el estrés puede exacerbar este trastorno dermatológico. Es sabido que un estado de ansiedad mantenido en el tiempo seguramente derivará en secuelas físicas.




Una de las recomendaciones a la que se aferran los especialistas se basa en mantener una dieta equilibrada para hacerle frente a la denominada caspa nerviosa. Asimismo, aconsejan un estilo de vida saludable, donde el descanso tenga un protagonismo real y efectivo.




En tanto, mencionan que la piel –en este caso, "el cuero cabelludo- es un órgano de expresión; por lo cual deja en evidencia todo tipo de enfermedades (incluso las que se explican más allá de algo puramente dermatológico). Desde el punto de vista estrictamente científico, destacan que un hecho fundamental es que el sistema nervioso y la piel tienen un origen común a nivel embrionario”, añadió Medina. Así, reconocen que crece constantemente el número de consultas por patologías en el cabello asociadas a las presiones de la vida actual.




Una vez reconocido el origen del problema, hay que ir al tratamiento. Si bien hay productos específicos para actuar contra la caspa, en el caso de la originada por estrés, también debe apuntarse a este estado emocional.
 







Panorama

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad