15/10/2016 a las 07:55:29 PM | Regresar

La Nasa descubre un cañón espacial que lanza bolas de plasma ardiente

La Nasa descubre un cañón espacial que lanza bolas de plasma ardiente


La NASA explica que las gigantes rojas son estrellas moribundas en las últimas etapas de la vida, que están agotando el combustible nuclear que las hace brillar. Así, se han ampliado en tamaño y están perdiendo sus capas exteriores hacia el espacio


El telescopio espacial Hubble de la NASA ha detectado un “cañón de fuego” expulsando burbujas de gas súper-caliente desde una estrella moribunda, con dos veces más masa que el planeta Marte y una temperatura de más de 17.000 grados Fahrenheit, casi dos veces más caliente que la superficie del sol, según informa la NASA.


Las bolas de plasma detectadas están viajando a través del espacio de una manera tan rápida que necesitarían sólo 30 minutos para cubrir el recorrido que separa la Tierra a la Luna.


Según indica la NASA, los astrónomos estiman que este estelar “cañón de fuego” se ha producido cada 8,5 años durante, al menos, los últimos 400 años.


Las bolas de fuego, en cualquier caso, representan un “rompecabezas” para los científicos, ya que el material expulsado no podría haber sido disparado por la estrella madre, llamada “V Hydrae”. Añade que la citada estrella es una gigante roja hinchada, ubicada a 1.200 años luz de distancia, que probablemente se ha despojado de, al menos, la mitad de su masa durante su agonía.


La NASA explica que las gigantes rojas son estrellas moribundas en las últimas etapas de la vida, que están agotando el combustible nuclear que las hace brillar. Así, se han ampliado en tamaño y están perdiendo sus capas exteriores hacia el espacio.


La mejor explicación con la que los astronómos cuentan, de momento, es que las bolas de plasma ardiente procedan de una estrella compañera, que permanece invisible y que estaría situada en una órbita elíptica que la lleva cerca de la estrella gigante roja cada 8,5 años.


Al entrar la compañera en la atmósfera exterior de la estrella hinchada, ésta engulle material que se asienta en un disco alrededor de la compañera, y sirve como plataforma de lanzamiento para las masas de plasma. Este sistema estelar puede ser la explicación para la enorme variedad de formas que Hubble ha venido detectando en torno a estas estrellas moribundas y que ha sido bautizada como nebulosa planetaria.


El equipo de Sahai utiliza el telescopio espacial espectrógrafo de imágenes del Hubble (ITS) para llevar a cabo observaciones de V Hydrae y su región durante un período de 11 años, primero desde 2002 a 2004, y luego, de 2011 a 2013. La espectroscopia decodifica la luz de un objeto, la velocidad, la temperatura, la ubicación y el movimiento.




N24

Noticias relacionadas

Sitio web desarrollado por: Hance & Pirela

Espacio disponible para publicidad

Espacio disponible para publicidad